Violencia filioparental: mi hijo me pega, ¿qué puedo hacer?

violencia, filioparental, hijo, pega, padres, maltrato.jpg

¿Eres víctima de violencia filioparental?, ¿tu hijo te pega y no sabes qué hacer?, ¿se le puede poner una orden de alejamiento a un hijo?, ¿tu hijo es menor de edad y no sanes si lo puedes denunciar? Borja Serrano Manzano experto en Derecho penal de familia y delitos contra la salud e integridad física entre otras, nos indica como proceder en esta complicada situación.

¿Qué es la violencia intrafamiliar?

La OMS define la Violencia como:

“El uso intencional de la fuerza física o el poder contra uno mismo, hacia otra persona, grupos o comunidades y que tiene como consecuencias probables lesiones físicas, daños psicológicos, alteraciones del desarrollo, abandono e incluso la muerte.”

Dentro del entorno familiar podemos definir por tanto la violencia intrafamiliar como cualquier conducta agresiva que tiene lugar entre miembros de una familia u hogar que no están involucrados en una relación romántica.

¿En qué tipo de relaciones se puede dar la violencia intrafamiliar?

Esto incluye a:

  • La familia elegida.
  • A las personas relacionadas por sangre.
  • Matrimonio.
  • Cuidado de crianza.
  • Adopción.
  • Cualquier otra relación familiar.

¿Quiénes son las principales víctimas de violencia intrafamiliar?

La violencia familiar puede incluir amenazas o el uso real de abuso físico, sexual, emocional, verbal, psicológico o financiero; y está dirigida generalmente a los miembros más vulnerables de la misma: niños, mujeres y ancianos.

Existen varias medidas que se pueden aplicar a los hijos que maltratan a sus padres. Son situaciones complicadas y muchas veces los padres prefieren no actuar para no comprometer a sus hijos, pero es importante hacer algo, ya sean menores o mayores de edad. Es fundamental no tolerar faltas de respeto, ni físicas ni psíquicas.

Borja Serrano Manzano, experto en Derecho penal de familia.

Contacta con el abogado

¿Es lo mismo violencia familiar que violencia de género?

Violencia de género

No obstante, cabe distinguir entre violencia familiar y violencia de género ya que este último hace referencia a un término general que se utiliza para describir cualquier tipo de violencia que tenga sus raíces en la explotación de las relaciones de poder desiguales entre los géneros.

Es por tanto, un patrón de comportamientos coercitivos y abusivos utilizados por parte de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones de afectividad, o lo que es lo mismo, violencia ejercida por parte de una pareja para mantener el poder y el control sobre otra pareja.

¿Quién puede ser víctima de violencia de género?

Esto incluye a las personas con alguna relación romántica actual o anterior, casadas, divorciadas, viviendo juntas o separadas. 

¿Cuál es el objetivo del agresor en el momento en que ejerce violencia de género?

El objetivo del agresor es producir daño y conseguir el control sobre la mujer, por lo que se produce de manera continuada en el tiempo y sistemática en la forma, como parte de una misma estrategia.

La Ley Orgánica 1/2004 de protección integral contra la violencia de género establece que se entiende como tal:

Todo acto de violencia que… como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia. (…) que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.”

¿Cómo se regula la violencia de los hijos hacia los padres?

En España la violencia de hijos hacia los padres ha surgido de un modo repentino y brutal, conviene señalar que no se trata sólo de un problema grave en nuestro país.

¿En qué consiste la violencia filioparental?

La violencia filioparental es una variante de la violencia intrafamiliar. Mientras que la violencia intrafamiliar puede ser ejercida por cualquiera de los integrantes de un núcleo familiar hacia otro, la violencia filio-parental es aquella a través de la cual un hijo exhibe conductas agresivas contra sus progenitores (o contra aquellos que ejerzan de progenitores) más allá de las reacciones normales.

Aroca Montolío considera la violencia filioparental como:

“Aquella donde el hijo/a actúa conscientemente con la intención de obtener/mantener poder, control y dominio sobre sus progenitores de forma reiterada, causando daño y tribulación en su víctima, con el fin inmediato de obtener lo que se desea, utilizando la violencia psicológica, económica y/o física.”

¿Qué es el maltrato?

En esta definición aparecen recogidos todos los elementos que la Criminología o el Derecho Penal español requieren para poder tipificar a un comportamiento como maltrato, los cuales son:

  • Intencionalidad.
  • Consciencia.
  • Reiteración.
  • Con objetivos específicos o violencia instrumental. 

¿Dónde se regula la violencia ejercida de los hijos a sus padres?

La violencia de los hijos contra los padres, ya sea física o psicológica, también es considerada como violencia doméstica y se encuentra tipificada en el Código Penal dentro de lo previsto en su artículo 173.2.:

“El que habitualmente ejerza violencia física o psíquica (…) sobre ascendientes (…)” Sin embargo, tiene ciertas especificidades.”

¿Están protegidos los padres maltratados por sus hijos?

Una vez obtenido el parte de lesiones e interpuesta la pertinente denuncia, el agredido tiene el derecho a obtener protección según lo dispuesto en el artículo 544 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Además, en base al artículo 795.1.2º de ese mismo texto legal, el procedimiento puede incoarse por la vía del juicio rápido.

¿Qué consecuencias tiene para el hijo la interposición de una orden de alejamiento?

Una de las medidas más habituales es la de interponer una orden de alejamiento. Esta, generalmente, conlleva el abandono del domicilio familiar del hijo.

¿Qué pasa si el hijo no puede mantenerse?

Cuando este carece de sustento, la situación puede convertirse en un verdadero problema respecto al cual la Administración debe actuar para garantizarle un medio de vida fuera de su entorno familiar.

¿Puedo quitarle la orden de alejamiento a mi hijo?

Conviene señalar que este es uno de los pocos casos en el que el perdón de la víctima y su decisión de reanudar la convivencia con su agresor (el hijo) hace que se extinga la orden cautelar de alejamiento impuesta por el juzgado. Esto aparece reflejado en la Sentencia del 26 de septiembre de 2005 del Tribunal Supremo.

Violencia filioparental: ¿Cómo actuar cuando los hijos maltratan a sus padres?

Existen varias medidas que se pueden aplicar a los hijos que maltratan a sus padres. Son situaciones complicadas y muchas veces los padres prefieren no actuar para no comprometer a sus hijos, pero es importante hacer algo, ya sean menores o mayores de edad. Es fundamental no tolerar faltas de respeto, ni físicas ni psíquicas.

En los niños más pequeños es frecuente que la causa sea la falta de gestión emocional. La personalidad y el temperamento del niño son otro factor clave en las muestras de  agresividad infantil. También la ausencia de normas y límites (respetuosos, pero claros) en la educación.

¿Cómo puedo solucionar esta situación de maltrato cuando mi hijo es menor de edad?

Si la problemática empeora, una de las posibles soluciones es  contactar con los servicios sociales para solicitar orientación.  Pero hay otras medidas que se pueden tomar por parte de los padres o tutores: 

  • Interponer denuncia aunque sea mayor o menor de edad 
  • Desheredar a los hijos mayores de edad 

¿Puedo denunciar a mi hijo menor de edad?

Sí. El problema que nos encontramos aquí es que es posible que no tengan responsabilidad penal. Por lo tanto, en la violencia de los hijos hacia los padres encontramos cuatro supuestos en función de la edad del agresor:

1. Hijos menores de edad que realizan actos de violencia filioparental no punibles penalmente.

En ningún caso se les puede existir responsabilidad penal, por lo que la justicia de menores no podrá intervenir incluso con denuncia. Por el contrario, estos casos pueden derivarse al sistema público de protección a la infancia y a la adolescencia para su valoración. Pero es importante que conste la denuncia

2. Hijos menores de 14 años que han cometido conductas delictivas derivadas de la violencia filio-parental y son denunciados.

A esta edad los menores son inimputables, por lo que no son responsables penalmente. El Ministerio Fiscal podrá, no obstante, estudiar el caso y remitirlo a la entidad pública de protección de menores.

3. Los hijos comprendidos entre los 14 y los 18 años.

Si cometen un delito relacionado con la violencia filioparental y son denunciados, son imputables y se les exigirá responsabilidad penal según lo dispuesto en la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores (modificada por la Ley Orgánica 8/2006, de 4 de diciembre).

¿Puedo poner una orden de alejamiento a un hijo?

La ley prevé otros mecanismos de defensa, como las órdenes de alejamiento, pero se debe empezar siempre por la denuncia.

La Ley Orgánica 8/2006, de 4 de diciembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores establece una nueva medida cautelar consistente en el alejamiento de la víctima o su familia u otra persona que determine el juez.

Al mismo tiempo, se amplía la duración de la medida cautelar de internamiento, que pasa de tres meses, prorrogable por otros tres meses, a seis meses prorrogable por otros tres meses.

¿Quieres contactar con el experto Borja Serrano Manzano? Solicitar llamada.

Descubre todos los artículos del autor aquí.

Autor/a de la publicación

Artículos recomendados

0 0 votos
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios