orden, alejamiento, quitar

Si eres víctima de unas lesiones, amenazas, es posible que necesites protección frente a quien te agrede. La orden de alejamiento es una medida que busca alejar de ti a la persona que te agrede o te amenaza y evitar que pueda hacerte daño. El abogado especialista en Derecho Penal De Familia, Javier Bravo Ciudad, explica hoy en nuestro blog varias cuestiones sobre la orden de alejamiento.

¿Qué es la orden de alejamiento?

Es una medida impuesta por un Juez consistente en la prohibición de aproximarse a la víctima, o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, impide al penado acercarse a ellos, en cualquier lugar donde se encuentren, así como acercarse a su domicilio, a sus lugares de trabajo y a cualquier otro que sea frecuentado por ellos, quedando en suspenso, respecto de los hijos, el régimen de visitas, comunicación y estancia que, en hubiere reconocida en sentencia civil hasta el total cumplimiento de la penal, y asimismo, en la prohibición de comunicarse con la víctima, o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, impidiendo al penado establecer con ellas, por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual.

¿Cuánto dura la orden de alejamiento?

En el caso de imponerse como medida cautelar por el Juzgado de Instrucción, la medida estará vigente, cautelarmente, hasta el dictado de la sentencia por el Juzgado Penal. Su duración, en el caso de ser impuesta como medida accesoria, en sentencia firme, será de entre 1 mes a 10 años.

¿Puedo quitar una orden de alejamiento?

Solo el Juez puede quitar la orden de alejamiento, y ello, siempre que se trate de una medida cautelar, ya que si es una pena impuesta en sentencia firme como medida accesoria, la orden de alejamiento no se podrá modificar en ningún caso.

Volviendo a la orden de alejamiento impuesta como medida cautelar, se ha admitido que, en el caso de que se hayan modificado las circunstancias que dieron lugar a acordar la medida, se pueda dejar sin efecto, su mantenimiento sería motivo de intromisión de la privacidad de la pareja.

El procedimiento, no regulado, para pedir la extinción de la medida pasa por presentar un escrito al Juzgado de Instrucción que instruyó el expediente judicial indicando la voluntad de retirar la solicitud realizada en su día explicando los motivos por los cuales ya no es necesaria la medida, como, podría ser la reanudación de la relación sentimental sin que se haya producido ningún hecho reprobable desde el día de los hechos que motivó la imposición de la medida. En la práctica, no suelen atenderse estas peticiones por los Juzgados de Instrucción, por lo que, deberemos esperar al inicio de las sesiones de juicio oral, donde la víctima acogerse a su derecho a no declarar. Así, pese a que el Ministerio Fiscal puede seguir sosteniendo la acusación y, por tanto, la imposición de la prohibición de acercamiento y comunicación será improbable.

Lo recomendable, en caso de reanudación de la relación sentimental, será comunicarlo lo antes posible al Juzgado de Instrucción, solicitando una comparecencia de ratificación y, en su caso, acogerse al derecho a no declarar en el juicio oral para evitar que la orden de alejamiento sea impuesta en sentencia.

Javier Bravo Ciudad, abogado especialista en Derecho Penal de Familia

¿Qué puedo hacer si me han impuesto una orden de alejamiento en sentencia?

La medida accesoria consistente en la imposición de una medida de alejamiento no se puede retirar si la sentencia es firme. En la práctica muchas parejas reanudan la relación sentimental, con o sin convivencia, por lo que, pese que una resolución obliga a mantener el alejamiento, es evidente que incumplen constantemente la medida, por lo que, la persona se enfrenta a diversos procedimientos judiciales por delito de quebrantamiento de condena, castigado con la pena de 6 meses a 1 años de prisión. En estos casos la alternativa es pedir un indulto parcial a resolver por el Gobierno y petición simultánea al Tribunal que ejecuta la sentencia de la suspensión de la ejecución de la pena.

¿El consentimiento de la víctima deja sin efecto la orden de alejamiento?

No, según el Tribunal supremo “El consentimiento de la mujer no excluye la punibilidad a efectos del artículo 468 del Código Penal.” Ello daría lugar a una falta de seguridad jurídica para la otra persona, y se trata de una medida de naturaleza pública por lo que no se puede dejar su efectividad a la decisión de un particular.

Sin embargo, en la práctica hay sentencias en las que se aplica una atenuante analógica por consentimiento de la víctima, en otras ocasiones, se ha apreciado el error de prohibición, por ejemplo, cuando existe la creencia de que la víctima ha acudido al Juzgado a solicitar se revoque la medida cautelar impuesta.

Por tanto, que sea la propia víctima la que se acerque o preste su consentimiento para que la otra persona se acerque, o incluso, que hayan retomado la relación sentimental no es motivo suficiente para incumplir la orden.

¿Qué pasas si es la víctima la que se acerca?

Si la víctima se acerca a la otra persona podría llegar a considerarse coautora por cooperación necesaria en al menos por inducción, aunque el Ministerio Fiscal ha tomado la postura de no promover acusación alguna contra la mujer que consiente.

Lo recomendable, en caso de reanudación de la relación sentimental, será comunicarlo lo antes posible al Juzgado de Instrucción, solicitando una comparecencia de ratificación y, en su caso, acogerse al derecho a no declarar en el juicio oral para evitar que la orden de alejamiento sea impuesta en sentencia.

¿Quieres contactar con Javier Bravo Ciudad? Haz click aquí

Autor/a de la publicación

Artículos recomendados

0 0 voto
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifica de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios