¿Cómo denunciar a una empresa que defrauda a Hacienda?

¿Cómo denunciar a una empresa que defrauda a Hacienda?

¿Cómo denunciar a una empresa que defrauda a Hacienda? ¿Qué es un delito de defraudación tributaria? ¿Cuándo se considera que una empresa defrauda a Hacienda? ¿Dónde hay que enviar una denuncia por delito de defraudación? ¿Es responsable penal el asesor fiscal del delito de defraudación tributaria? Denuncia anónima a empresa por defraudar a hacienda. La abogada especialista en delitos de defraudaciones, Ana Ruíz Velilla, resuelve las dudas más relevantes sobre este tema.

¿Qué es un delito de defraudación tributaria?

El delito de defraudación contra la Hacienda Pública se encuentra regulado en el artículo 305 del Código Penal y castiga al que por acción u omisión defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de tributos, cantidades retenidas o que se hubieran debido retener o ingresos a cuenta, obteniendo devoluciones indebidamente o disfrutando de beneficios fiscales de la misma forma.

Para que constituya delito la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones, los ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos, debe superar los ciento veinte mil euros.

La defraudación puede ser por acción o por omisión y es necesaria la concurrencia de la intención de cometer defraudación o engañar a la Hacienda Pública, esto es, del dolo.

Si la defraudación tributaria se ha efectuado de forma imprudente o culposa, actuará el derecho administrativo o tributario pero no será delito.

Penas por un delito de defraudación tributaria

Las penas a imponer son, prisión de uno a cinco años y multa del tanto al séxtuplo de la citada cuantía salvo que hubiere regularizado su situación tributaria. Y, además, se le impondrá al responsable la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante el período de tres a seis años.

¿Cuándo aumenta la gravedad de un delito fiscal?

Debe tenerse en consideración que, a tenor del artículo 305 bis, el delito fiscal se considera más grave si:

  • La cuantía de la cuota defraudada supera los 600.000 euros.
  • Se ha cometido en el seno de una organización o grupo criminal.
  • Se han utilizado personas físicas o jurídicas o entes sin personalidad jurídica interpuestos, negocios o instrumentos fiduciarios o paraísos fiscales o territorios de nula tributación o se oculte o dificulte la determinación de la identidad del obligado tributario o del responsable del delito o la determinación de la cuantía defraudada o del patrimonio del obligado tributario o responsable del delito.

En esta modalidad agravada, la pena de prisión se sitúa entre los dos a seis años y la multa del doble al séxtuplo de la cuota defraudada. Además, se le impondrá la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de los beneficios fiscales o de la Seguridad Social durante un período entre cuatro y ocho años.

¿Cómo puede un acusado de delito fiscal regularizar su situación?

Finalmente, debe indicarse que el obligado tributario puede regularizar su situación mediante el reconocimiento de la deuda y su completo pago antes de que la Administración Tributaria le haya notificado el inicio de actuaciones, y si éstas no se han producido, antes de que el Ministerio Fiscal o la Abogacía del Estado hayan interpuesto denuncia o querella o antes de que el Ministerio Fiscal o el Juez de Instrucción realicen actuaciones que le permitan (al obligado tributario) tener conocimiento formal de la iniciación de diligencias (STS 9 de junio de 2016).

Si el obligado tributario paga la deuda tributaria y reconoce los hechos ante la autoridad judicial en el plazo de dos meses desde la citación judicial como investigado, se le impondrá la pena inferior en uno o dos grados.

La regularización por el obligado tributario de su situación, impedirá que el responsable sea perseguido por posibles irregularidades contables u otras falsedades instrumentales.

CONTACTO

Contacta con la abogada

¿Cuándo se considera que una empresa defrauda a Hacienda?

Se considera que una empresa defrauda a Hacienda cuando comete el delito descrito en el artículo 305 del Código Penal, esto es, cuando la empresa desarrolla una conducta contraria a la norma mencionada y su acción o actuación va acompañada de una maniobra mendaz que suponga una ocultación de la deuda o de las bases tributarias, de una actuación buscada intencionadamente o de una aceptación o tolerancia de la comisión de la defraudación.

Dicha actuación puede ser activa, esto es, desplegando una serie de actos como la aplicación de gastos que no corresponden a la realidad o a la propia empresa, o bien pasiva o por omisión, como sería la no presentación de las declaraciones tributarias.

Cantidad mínima para que se considere defraudación a Hacienda

Además, y a tenor de la doctrina del Tribunal Supremo, no se exige que el sujeto activo tenga conocimiento completo de la normativa fiscal o tributaria, sino que basta con que conozca la existencia genérica de la obligación tributaria y eluda voluntariamente su cumplimiento y todo ello unido a que la cuota defraudada sea superior a 120.000€.

Sirva de ejemplo el hecho de que los tribunales no suelen admitir que el administrador de una sociedad alegue que no conoce sus obligaciones fiscales pues no es su materia ya que él solo se dedica a gestionar, o que ha sido mal asesorado y no sabía nada de ello puesto que dentro de sus obligaciones no está ni la contabilidad ni la presentación de declaraciones ante la Hacienda Pública.

La defraudación, como ya se ha mencionado en varias ocasiones a lo largo del presente artículo, ha de superar los 120.000€ de cuota que no es lo mismo que la deuda tributaria.

Para determinar la cuota defraudada de los tributos periódicos como el IRPF o de declaración periódica, como el IVA, se estará a lo defraudado en cada período impositivo o de declaración y si es inferior a doce meses, se estará a lo defraudado en el año natural. Si, es un tributo denominado instantáneo como el impuesto de donaciones, la cuantía se entenderá referida a cada uno de los distintos conceptos por los que un hecho imponible sea susceptible de liquidación.

¿Cómo denunciar a una empresa que defrauda a Hacienda?

Para denunciar a una empresa que defrauda a Hacienda, basta con presentar una denuncia ante la Hacienda Pública  a través de la página web de la Agencia Tributaria o de forma presencial ante dicha Agencia Tributaria o presentarla ante la autoridad judicial o la Fiscalía.

Obviamente, en el texto de la denuncia se deberá incluir el nombre completo de la empresa que pueda estar cometiendo una defraudación, con todos sus datos o con los datos conocidos y explicar los motivos por los que se considera que dicha empresa está cometiendo defraudación a Hacienda. Por ejemplo, que oculta ventas, que paga en dinero en efectivo, que no declara ciertos alquileres, etc.

¿Dónde hay que enviar una denuncia por delito de defraudación?

La denuncia se puede presentar ante la Agencia Tributaria, o remitirla a la Fiscalía General del Estado o, incluso, a la autoridad judicial por correo administrativo.

Si se presenta en ante la Agencia Tributaria se puede hacer de dos formas. La primera, en papel y de forma presencial, descargando el modelo de la página web de la Agencia Tributaria, rellenarlo, firmarlo y entregarlo, junto con la documentación que se considere oportuna, en cualquier sede de dicha Agencia o bien enviarlo por correo administrativo.

La segunda, si se opta por hacer una denuncia on line, se ha de acudir a la página web de la Agencia Tributaria, buscar la opción de “denuncia tributaria”, rellenar todos los campos de forma detallada, se puede adjuntar la documentación que se considere oportuna y, a continuación seguir los pasos que se indican en dicha página web.

Las denuncias presentadas ante la Fiscalía o ante la autoridad judicial, se hacen por escrito, adjuntando los documentos necesarios y suelen ser enviadas por correo administrativo para intentar así, mantener el anonimato.

Denuncia anónima a empresa por defraudar a hacienda

Una denuncia anónima contra una empresa es la forma más habitual de poner en conocimiento de las autoridades fiscales o judiciales los actos irregulares que pudiera estar cometiendo dicha empresa.

Mediante la presentación de un escrito ante Agencia Tributaria, ante la Fiscalía o ante la autoridad judicial (como se ha descrito en el apartado anterior), se puede presentar una denuncia anónima pues no es necesario poner el nombre del denunciante máxime si se remite por correo administrativo.

Si la denuncia se efectúa a través de la página web de la Agencia Tributaria, se deberá hacer constar el DNI del denunciante pero este dato no se transmitirá nunca al denunciado.

¿Es responsable penal el asesor fiscal del delito de defraudación tributaria?

El delito de defraudación tributaria solo puede ser cometido por el obligado tributario pero el asesor fiscal puede ser condenado como cómplice, inductor o cooperador necesario por llevar a cabo toda la mecánica defraudatoria.

En este sentido, se debe citar la Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de enero de 2019 que afirmó que, si existía un hecho descrito en la norma como delito, era posible una condena penal a los copartícipes como los asesores fiscales.

¿Deseas contactar con la abogada experta en delitos de defraudaciones, Ana Ruíz Velilla? Solicitar llamada.

Quizás también te interese:

¿Cómo demostrar administración desleal?

Delito de insolvencia punible

Delito de administración desleal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *