¿Cómo reclamar por una cirugía estética mal hecha?

¿Quieres reclamar una cirugía estética mal hecha y no sabes qué hacer? ¿Quieres saber qué tipo de indemnización te corresponde? El abogado experto en Derecho administrativo Rafael Lucero Recio, nos explica qué hacer en estos casos.

Diferencias entre cirugía estética y medicina estética. 

Conviene antes que nada diferenciar entre los dos tipos de intervenciones estéticas que pueden dar lugar a negligencia médica.

Por un lado, tenemos la cirugía estética, o cirugía plástica, sobre la que vamos a hablar en este post, que consiste en la realización de intervenciones quirúrgicas complejas con las que se busca una mejora estética.

La medicina estética también busca una mejora estética, pero desde la aplicación de tratamiento no invasivos. 

¿Quién podrá realizar cada intervención?

En consecuencia na intervención de cirugía estética solamente la podrá realizar un facultativo que acredite la posesión de esta especialidad Médica, mientras que los procedimiento de medicina estética podrán ser realizados por un Médico General. 

¿Cuáles son los tratamientos estéticos más demandados?

En cirugía plástica:

Los ejemplos más frecuentes de cirugía plástica son:

  • La rinoplastia
  • La mastopexia
  • Ginecomastia

Últimamente se ha puesto muy de moda la intervención para la hiperhidrosis, con la finalidad de eliminar el sudor de las manos. 

En medicina estética:

En cuanto a la medicina estética, los tratamientos más comunes, son el peeling, botox, mesoterapia, relleno de ácido hialurónica, entre otros. 

¿Cuándo se considera que existe negligencia médica?

Cualquier acto médico debe siempre ser ejecutado de acuerdo a los protocolos aplicables en ese momento y atendiendo a las características concretas del paciente. 

¿Qué obligaciones tiene el médico en estas cirugías ?

Por regla general, se dice que la actuación médica se rige por una obligación de medios, es decir, existe la obligación de prestar los medios adecuados conforme al estado actual de la ciencia, sin que pueda ser criticada la actuación médica únicamente atendiendo al resultado final. 

Sin embargo, cuando hablamos de una negligencia en cirugía estética, el resultado cobra mayor relevancia, ya que nos encontramos ante un tratamiento de los denominados “satisfactivos” o no necesarios, en los que el paciente acude al profesional presentando un buen estado de salud, pero requiriendo una mejora simplemente estética. 

Por tanto, las sentencias de nuestros Tribunales, entienden que, aunque en las intervenciones de cirugía estética existe también una obligación de medios, también es cierto que existe una obligación de información más acentuada que en los tratamientos necesarios. 

Rafael Lucero Recio, abogado experto en Derecho administrativo

Contacta con el abogado

¿De qué hay que informar al paciente antes de una cirugía estética?

Dado que en este tipo de tratamientos estéticos, existe una obligación adicional de información, hay que tener especial atención en dos aspectos fundamentales: 

  • Si se ha asegurado el resultado por parte de la clínica, ya sea en la fase previa al tratamiento, en la publicidad realizada a través de la web o en cualquier otro momento. 
  • Si se ha informado al paciente de todos los riesgos personalizados que conlleva la intervención y de la posibilidad de no conseguir el resultado deseado. 

Efectivamente, para que el paciente pueda someterse a este tipo de intervención, que no es objetivamente necesario, ha de contar con toda la información posible sobre los riesgos concretos a los que se está sometiendo, así como las posibilidades de obtener el resultado deseado. 

¿Qué ocurre si no se informa al paciente?

En este caso, la responsabilidad civil del Cirujano Estético o de la Clínica estética, pasará a ser de resultados, y no solamente de medios.

En este caso se considerará que existe negligencia médica, por el mero hecho de no haber conseguido el resultado deseado. 

¿Cómo se acredita esta falta de información?

Cuando la información facilitada por el profesional, no ha sido la adecuada, basta con acreditar la no adecuación del daño para poder determinar la existencia de responsabilidad civil. 

¿Qué daños se pueden reclamar en una cirugía estética?

Los daños que se generan en una cirugía estética vienen determinados por el Baremo de Accidentes de Tráfico, que se aplica también a estos casos por analogía. 

Existen distintos tipos de daños, entre los que los más frecuentes suelen ser: 

Perjuicio derivado del tiempo transcurrido para la completa recuperación de los daños

En este caso se consigna un valor económico para cada día de incapacidad, dependiendo de la intensidad del mismo. 

En el caso de que queden secuelas

Si tras el tratamiento rehabilitador queda alguna secuela, el Baremo asigna una serie de puntos valorados en una cuantía económica en función de la edad del perjudicado. 

Entre las secuelas más evidentes en este tipo de tratamientos se encuentran las secuelas estéticas.

En el caso de que el tratamiento, no solo no haya mejorado la imagen del paciente, sino que incluso la haya empeorado, ya sea con cicatrices, quemaduras, resultado no deseado, etc. 

Coste del tratamiento rehabilitador, o devolución de las cantidades abonadas por el tratamiento negligente. 

Lo que se busca en estos casos, cuando existe una negligencia médica, es la restitución íntegra de los daños y perjuicios causados. 

Ejemplos de negligencia en cirugía estética

Los anteriores conceptos pueden ser entendidos con mayor claridad a través de algunos ejemplos: 

Cirugía de mamas

¿Cuáles fueron las consecuencias del tratamiento?

La paciente se sometió a una cirugía de mamas que no obtuvo el resultado previsto, ya que se produjo una deformidad severa, causada por la rotura del surco submamario al practicar la capsulectomía ampliando el espacio para la prótesis. 

¿Cuál es la responsabilidad del cirujano?

En este caso se entendió que el cirujano estético no atendió al deber especial de información que aplica en estos casos, ya que no se informó debidamente de la posibilidad de no obtener el resultado requerido ni de la posibilidad de que la paciente sufriera una deformidad severa en las mamas. 

Además de lo anterior, el cirujano ejercía sin la correspondiente Titulación de la Especialidad, lo que se considera en este caso una falta de información al paciente, ya que de haberlo sabido, no se habría puesto en sus manos para realizar tal intervención. 

¿Qué indemnización corresponde?

Finalmente, se indemniza a la paciente con 20.000 euros por los daños y perjuicios causados, además de la devolución del coste del tratamiento, valorado en 18.000 euros. 

Rinoplastia

El paciente acude a la Clínica Estética para obtener una mejora del aspecto físico y estético de su nariz, que presentaba desviación de tabique nasal, giba en dorso, nariz ancha y punta nasal caída y gruesa. 

¿Qué responsabilidad tiene la clínica?

En este caso, la clínica presentaba una publicidad en su web que garantizaba al 100% la mejora estética del paciente. 

¿Qué indemnización corresponde?

En este caso se aplicó la doctrina de obligación del resultados, y al haberse acreditado que paciente no logró mejora estética alguna, procedía la devolución del los gastos generados por la intervención. 

¿Deseas contactar con el abogado Rafael Lucero Recio? Solicitar llamada.

Lee más artículos del experto en Derecho Administrativo, ¡haz clic aquí!

Descubre noticias sobre esta temática aquí

Autor/a de la publicación

Artículos recomendados

0 0 votos
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios