Negligencia médica torsión testicular

Negligencia médica torsión testicular

Negligencia médica torsión testicular: ¿qué se entiende por negligencia médica? ¿Cuándo se considera que hay un negligencia médica? Negligencia médica tras torsión testicular. ¿Cómo puedo poner negligencia médica tras torsión testicular? Indemnización por negligencia médica tras torsión testicular. A continuación el abogado experto en Responsabilidad Médico-Sanitaria, Rafael Lucero Recio, responde detalladamente a todas estas preguntas.

¿Qué es la torsión testicular?

Desde el punto de vista médico, la torsión testicular se define como la «Necrosis de un testiculo ectópico ocasionado por una hernia inguinal estrangulada en el adulto»

La torsión testicular es un cuadro de urgencia debido a la rotación del testículo y la consecuente estrangulación de su flujo de sangre.

Los síntomas son dolor escrotal agudo e hinchazón, náuseas y vómitos.

El diagnóstico se basa en el examen físico y se confirma con una ecografía Doppler color.

El tratamiento es la resolución manual inmediata de la torsión, seguida por una intervención quirúrgica.

“La torsión funicular es la debida a un giro del testículo o del epidídimo que toma como eje el cordón espermático, este giro tiene que ser de 360º o más para que dé lugar a una comprensión de las estructuras vasculares con la obstrucción circulatoria consiguiente que produce una isquemia que puede terminar en necrosis del testículo”, STSJ 493/2021 de 3 May. 2021.

¿Cuándo se considera que hay un negligencia médica?

Una negligencia médica se produce cuando no se han seguido los protocolos aplicables para el tipo de enfermedad y para el tipo de paciente en un tratamiento médico, generando con ello un daño en el paciente.

Para que estemos ante una negligencia médica es necesario que se verifiquen tres requisitos:

  1. Lesión. Esta puede ser inmediata o no, y física o moral. Por ejemplo, un mal diagnóstico que perjudique las posibilidades de curación del paciente puede considerarse negligencia médica.
  2. Mala praxis. Se entiende como tal el apartarse del protocolo sanitario o los estándares de la profesión. Así, la mala praxis puede derivar de un descuido de la diligencia debida. Pero también de una vía de actuación que no habrían seguido otros facultativos.
  3. Nexo causal. La lesión debe ser consecuencia de la mala praxis.

Dada la complejidad del tema, es fundamental contar con un perito médico que pueda comprobar la existencia de la negligencia y que, en caso de que sea efectivamente viable la reclamación, pueda ilustrar al tribunal sobre el estado de la técnica y los estándares de la profesión.

Lo primero que hay que hacer al sospecharse que se está frente a una negligencia médica es solicitar asistencia letrada. El proceso de reclamación en estos casos no es sencillo, por lo que conviene encontrar a un buen especialista.

Rafael Lucero Recio, abogado experto en Responsabilidad Médico-Sanitaria.

Negligencia médica tras torsión testicular.

Estamos ante mala praxis cuando no se siguen las medidas oportunas. En este tipo de casos, los protocolos dicen que, en la presencia de un dolor testicular, al tratarse de una patología urgente requiere la práctica de una prueba de imagen para descartar la presencia de una torsión testicular que ponga en peligro la integridad física del paciente. Cualquier actuación sanitaria que se aparte de lo indicado es susceptible de incurrir en responsabilidad patrimonial.

Asimismo, las negligencias médicas más comunes son de retraso de diagnóstico o diagnóstico erróneo.

Cuando el paciente acude manifestando síntomas típicos de esta patología,

Es fundamental que en un primer momento sea sometido a una evaluación clínica y posteriormente a la resolución manual de la torsión o cirugía de urgencia en el caso de que no se haya logrado la resolución de la torsión.

Deberá realizarse también la Ecografía eco-Doppler color,  la prueba diagnóstica de elección al permitir la visualización de la vascularización testicular pudiendo distinguir si el flujo circulatorio es normal, ausente o aumentado. En la torsión lo normal es que este reducido o ausente.

El tratamiento de la torsión funicular intravaginal es la cirugía de urgencia lo más precoz posible pues si se interviene antes de las seis horas de comienzo del cuadro clínico las posibilidades de recuperación del testículo están entre un 85 y un 97%, entre las 6 horas y las 12 horas las posibilidades bajan a un 70%, y a un 20% más allá de las 12 horas y a un 10% si sobrepasa las 24 horas.

Todo paciente con sospecha de torsión testicular debe ser derivado siempre a un centro hospitalario lo más rápido posible, dentro de las 6 primeras horas.

Cuando el paciente acude al médico de cabecera y no se le detecta la torsión, no se siguen las pautas (intentar la resolución manual) o no se deriva a urgencias se está dando un caso de mala praxis ad hoc.

El paciente se queja de dolor testicular agudo, hinchazón del escroto, síntomas febriles o náuseas, son factores que indican y obligan al facultativo a tomar las medidas oportunas expuestas anteriormente.

Si además,

una vez que se da esta situación, no se realizan las pruebas diferenciales, es decir, examen de palpación y/o ecografía, se produce un diagnóstico erróneo. También si se da el alta o se dilatan en el tiempo las pruebas varias horas y/o las intervenciones necesarias.

El hospital, los profesionales intervinientes y sus respectivas aseguradoras serán responsables por mala praxis, y en caso extremo de que el paciente pierda un testículo cabe reclamar por daños y perjuicios.

A propósito del error de diagnóstico y la responsabilidad derivada del mismo, cabe citar la sentencia de nuestro Tribunal Supremo 112/2018, de 6 de marzo , que a propósito de error de diagnóstico y en un supuesto de pruebas diagnósticas prenatales, afirmó : “ En el terreno del diagnóstico, la obligación del médico es la de realizar todas las pruebas diagnósticas necesarias, atendido el estado de la ciencia médica en ese momento. Sólo la omisión de las pruebas exigibles en atención a las circunstancias del paciente y el diagnóstico que presente un error de notoria gravedad o unas conclusiones absolutamente erróneas, puede servir de base para declarar su responsabilidad ( sentencias 679/2010, de 10 de diciembre ; 173/2012, de 30 de marzo ; 33/2015, de 18 de febrero )”.

Torsión testicular en menores de edad

Suele darse con más frecuencia en niños de diez años en adelante. Supone la tercera causa más frecuente de dolor testicular agudo en la  infancia (15%). Puede suceder a cualquier edad, pero es más frecuente durante el desarrollo puberal (13-15 años) o durante el periodo neonatal.

¿Por qué se produce?

En los adolescentes y preadolescentes varones, la torsión ocurre principalmente debido a una inserción incompleta de los testículos dentro del escroto. Esto hace que los testículos tengan una mayor movilidad, lo que les permite torcerse.

La torsión testicular detectada en el feto se origina cuando el saco protector que rodea los testículos dentro del escroto no se inserta internamente al escroto.

Los síntomas resultan, por lo general, más notables que en casos de adultos, siendo los siguientes:

  • Dolor escrotal
  • Hinchazón
  • Moratones en recién nacidos
  • Firmeza en recién nacidos
  • Enrojecimiento
  • Testículos ascendidos
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida del reflejo cremastérico (es el reflejo que controla el movimiento testicular hacia la cavidad pélvica, normalmente producido por el frío, el contacto, la estimulación emocional o el ejercicio)

Teniendo en cuenta que los menores muchas veces no son capaces de manifestar el dolor de igual forma que los adultos, el protocolo aplicable indica que ante cualquier dolor en la zona se debe proceder al examen de los testículos para descartar la torsión.

En este sentido, una mala praxis consistiría en fiarse de la palabra del menor indicando que no duele el testículo, sino solamente la tripa o la ingle por ejemplo y no examinar el testículo, ya que se le privaría de la posibilidad de recuperación.

Al contrario que en los adultos,

En protocolo por la sensibilidad del paciente y su escasa edad se invierte dándole prioridad a la intervención quirúrgica como método correctivo para evitar que se repita en el futuro. En determinados casos leves puede intentarse la resolución manual previa a la intervención que podrá realizarse posteriormente pero de manera necesaria para evitar futuras controversias. 

Un método interesante resulta ser el ultrasonido del escroto, como evaluación previa y utiliza ondas sonoras para producir imágenes de los testículos y de los tejidos circundantes y así poder identificar la torsión testicular, la torcedura del cordón espermático que contiene los vasos que llevan sangre al testículo. La torsión testicular está causada por uniones anormalmente laxas entre tejidos que se forman durante el desarrollo fetal. Aparece por lo general durante la adolescencia, y con menos frecuencia en el periodo neonatal, y es muy dolorosa. La torsión requiere de una cirugía inmediata para evitar el daño permanente a los testículos.

El Juzgado Contencioso-Administrativo Nº 4 de Toledo ha estimado el recurso contencioso administrativo interpuesto contra el Servicio de Salud de Castilla La Mancha,

Por el que se reconoce la indemnización a un paciente, por los daños y perjuicios ocasionados a consecuencia de la pérdida de un testículo, por la deficiente asistencia sanitaria prestada.

El 11 de abril de 2012 el paciente acudió al Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Guadalajara aquejado por un fuerte dolor testicular. Tras permanecer cuatro horas en urgencias sin realizarle prueba alguna – a excepción de una exploración – y sin ser visto por un urólogo, le diagnosticaron hidrocele en testículo derecho y orquiepididimitis aguda, pautándole tratamiento con antibiótico.

Ante la persistencia del dolor, tras la realización de las pruebas pertinentes, le diagnosticaron torsión testicular, teniendo que intervenirle quirúrgicamente de orquiectomía e implantación de prótesis testicular.

El Tribunal determinó, tras el análisis del conjunto de la prueba practicada, que el resultado lesivo causado al paciente había de ser imputado a la Administración demandada, ya que existía un nexo causal entre el error de diagnóstico y el resultado lesivo padecido por el paciente.

En este sentido ha considerado el Tribunal que la pérdida del testículo, y su consecuente daño psicológico, fueron resultado de un error en el diagnóstico y de la falta de realización de las pruebas necesarias para un diagnóstico eficaz; padeciendo así el paciente una pérdida de oportunidad de un resultado más favorable.

CONTACTO

Contacta con el abogado

¿Cómo puedo poner negligencia médica tras torsión testicular?

Lo primero que hay que hacer al sospecharse que se está frente a una negligencia médica es solicitar asistencia letrada. El proceso de reclamación en estos casos no es sencillo, por lo que conviene encontrar a un buen especialista.

Caben dos vías de reclamación en función del ámbito en que se produzcan los hechos.

Cuando el paciente acude a su médico de cabecera o se le deriva a urgencias, se trata de sanidad pública y por tanto, la reclamación se hará por vía administrativa contra la responsabilidad patrimonial de la Administración implicada y consecuente seguro.

Distinto resulta cuando el paciente decide, mediando sanidad privada, dirigirse a una clínica u hospital privados. Aquí la vía de reclamación es la civil, derivando en una posible indemnización por daños y perjuicios respondiendo la clínica, sus profesionales y sus aseguradoras.

Es fundamental elegir la vía adecuada, ya que las posibilidades de éxito aumentan si se realiza una elección adecuada del sujeto a reclamar y del tipo de proceso a iniciar.

Desde la experiencia que nos brinda el hecho de haber intervenido en un gran número de procedimientos judiciales por negligencia médica, en Vorlegal seguimos dos pasos en todas las reclamaciones:

1.   Intentar llegar a un Acuerdo extrajudicial, que que compense suficientemente al perjudicado, le evita el sufrimiento adicional de tener que verse sometido a un proceso judicial.

2.   Reclamar contra la aseguradora que cubra la responsabilidad civil del responsable de la negligencia

Para guiar en todo este proceso, es importante contar con el asesoramiento por un abogado especializado en Derecho sanitario, para poder ejercer los derechos que te asisten en la forma más adecuada.

Indemnización por negligencia médica tras torsión testicular.

Para calcular la indemnización es muy importante tener en cuenta una serie de factores agravantes como son la edad del paciente, si es o no menor, las horas transcurridas entre los hechos y la intervención médica, el grado de torsión, los métodos llevados a cabo etc.

Estos hechos serán valorados por el juzgado, siendo de vital importancia la aportación de un informe pericial, donde se detalle lo ocurrido, se plasme el incumplimiento de la lex artis y la mala praxis e intentar explicar en la mejor medida posible el por qué del daño y la alternativa correcta para haberlo evitado.

Como para calcular el resto de lesiones, acudiremos al Baremo de Accidentes de Tráfico del año en que se produjo el daño, y en función de la edad y circunstancias contabilizaremos más o menos puntos y por tanto, más o menos indemnización.

Sirva de ejemplo el apartado segundo, donde aparecen reflejadas las correspondientes indemnizaciones según cada caso concreto.

Resoluciones

–   Resolución de 20 de agosto de 2018, de la Directora-Gerente del Servicio de Salud de Castilla La Mancha (SESCAM), mediante la cual se resuelve la reclamación de la responsabilidad patrimonial de la Administración: “Que existiendo relación de causalidad entre el servicio público dispensado en el hospital y los daños sufridos por el menor en el testículo izquierdo como consecuencia de la asistencia sanitaria defectuosa recibida tras ser diagnosticado de torsión testicular neonatal derecha”, procede dictar resolución parcialmente estimatoria de la reclamación a la percepción de la indemnización de 131.206, 57 euros.

–   El Tribunal Superior de Justicia de Castilla León condena a la Gerencia de Salud del área de Zamora – Consejería de Sanidad a indemnizar a un paciente con 71.631,29 euros por la pérdida del testículo izquierdo.

–   El fallo, emitido por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) el pasado 7 de marzo contra el Sergas y un hospital privado eleva a 45.729,04 euros la indemnización que debe abonar la Administración autonómica al paciente, que en el momento de los hechos tenía 41 años.

–   DICTAMEN Nº 36/2005, de 9 de marzo. Expediente relativo a la reclamación de responsabilidad patrimonial de la AP. La torsión testicular de un menor de 13 años, acaba con una indemnización de 30.168 euros

–   Resolución de 16 de marzo de 2022, del Consejero de Salud del Principado de Asturias, por considerar una deficiente asistencia sanitaria prestada por el Servicio de Salud del Principado de Asturias, falla estimando parcialmente la reclamación y, en consecuencia, proceder a indemnizar en la cantidad de 17.978,71 euros.

–   El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Ciudad Real dictó Sentencia con fecha 10/1/2018 con una indemnización de 11.762,60 euros, más los intereses legales correspondientes.

¿Deseas contactar con el abogado experto en Responsabilidad Médico-Sanitaria Rafael Lucero Recio? Solicitar llamada.

Más información relacionada con este tema aquí.

Quizá también te interese:

¿Qué es una infección nosocomial?

Baremo de indemnizaciones por negligencia médica

Negligencia médica por aumento de pecho

Autor/a de la publicación
Rafael Lucero Recio

Rafael Lucero Recio

Abogado especializado en Responsabilidad medico-sanitaria. El análisis de su trayectoria judicial le ha situado en el Ranking de los mejores abogados de Responsabilidad medico-sanitaria elaborado por Emérita Legal de forma objetiva; en base a la experiencia acumulada y los resultados obtenidos en los casos analizados.

Artículos recomendados

0 0 votos
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios