Reservista de Especial Disponibilidad o desvinculación de las Fuerzas Armadas: ¿Qué hacer al terminar mi compromiso de larga duración en el ejército?

reservista, larga duracion, militar, compromiso, desvinculación de las fuerzas armadas

En caso de compromiso de larga duración, surge la duda ¿qué opción elijo cuando finalice, Reservista de Especial Disponibilidad o desvinculación de las Fuerzas Armadas? La abogada experta en Derecho Militar, Gema Gallego Gallego, te ayuda a tomar la mejor decisión para tu futuro.

Caso práctico de compromiso de larga duración

El Cabo Martínez, como otros tantos miles de militares profesionales de tropa y marinería, firmó con las Fuerzas Armadas un Compromiso de Larga Duración. Esto supone que cuando cumpla los 45 años de edad su contrato finalizará causando baja en las Fuerzas Armadas.

Cuando llegue ese momento, el Cabo Martínez tendrá que haber decidido qué camino seguir. Existen dos opciones:

  • La desvinculación de las Fuerzas Armadas.
  • Adquirir la condición de Reservista de Especial Disponibilidad (RED)

No siempre es fácil decidir qué camino es el más adecuado. Además, muchas veces el propio interesado desconoce las condiciones propias de cada vía. Simplemente, por falta de información.

Desvinculación de las Fuerzas Armadas al finalizar el compromiso de larga duración

Si el Cabo Martínez se decanta por la desvinculación de las Fuerzas Armadas causará baja en las Fuerzas Armadas. Perderá cualquier tipo de vinculación con las mismas.

A lo que sí tendrá derecho será a cobrar una prima por servicios prestados. Esta prima se encuentra regulada en el Real Decreto 600/2007 de 4 de mayo. Está prevista para el personal militar profesional de tropa y marinería con compromiso de larga duración. Entre otros supuestos, se concede a quienes al cumplir la edad de 45 años no adquieran la condición de RED.

Requisitos para cobrar por la prima por servicios prestados en el ejército

Los requisitos que hay que acreditar para poder cobrarla son los siguientes:

  1. Tener cumplidos un mínimo de 10 años de servicio.
  2. Haber permanecido en la situación de servicio activo al menos los 2 últimos años anteriores a finalización del compromiso.

En cuanto a la cuantía a percibir, la misma se calcula multiplicando el sueldo-día por el número de años de servicios efectivos en las Fuerzas Armadas. Se considera como sueldo-día el importe resultante de multiplicar por doce el sueldo mensual asignado al grupo C2 de clasificación y dividir por 365.

Por tanto, si el Cabo Martínez tiene cumplidos 15 años de servicio, la prima que le corresponde es de alrededor de 5.900€.

El plazo máximo para poder solicitarla es de 4 años contados desde la finalización del compromiso de larga duración. La instancia debe ir dirigida al Jefe de Personal del Ejército al que perteneciera.

Además, el Cabo Martínez también tiene derecho a solicitar la prestación por desempleo realizando las gestiones oportunas a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)

¿Cómo adquirir la condición de RED (reservista de especial disponibilidad)?

Para que el Cabo Martínez pueda adquirir la condición de RED (reservista de especial disponibilidad) al finalizar su compromiso de larga duración, tiene que tener cumplidos los 18 años de servicio en ese momento. Este es el único requisito que se exige.

El acceso a la condición de RED supone tener derecho a percibir una asignación económica mensual. La misma gira en torno a los 630€. Esta asignación es incompatible con cualquier otra retribución procedente del sector público. Por tanto, si el reservista trabaja en cualquier puesto de la Administración Pública no podrá percibir la asignación por disponibilidad. No así si trabaja en el ámbito del sector privado. Entonces sí será compatible esta asignación con las retribuciones que perciba. También es compatible con la percepción de la prestación por desempleo que el reservista tiene derecho a solicitar.

La solicitud de acceso a RED debe cursarse, como mínimo, con 3 meses de antelación a la fecha prevista de finalización de compromiso. Se tramita a través de la Unidad de destino y se dirige al Jefe de Estado Mayor del Ejército al que se pertenezca.

Sin embargo, la legislación en vigor no concreta nada en relación a con cuanta antelación máxima hay que presentar la instancia. Esto ha provocado que, como consecuencia del incremento considerable de solicitudes para la adquisición de dicha condición, se hayan fijado determinados límites.

Por ejemplo, la Subdirección de Gestión de Personal del Ejército de Tierra ha establecido un plazo temporal para la tramitación de dicha solicitud. Los interesados tienen que cursar las solicitudes desde su Unidad de destino entre 6 y 12 meses antes de la fecha de la finalización del Compromiso de Larga Duración.

La Resolución por la que se conceda el pase a la situación de RED es publicada en el BOD. En ella figuran varios aspectos. En primer lugar, la Subdelegación de Defensa de la que se pasa a depender administrativamente. En segundo lugar, la Unidad de destino a la que tendrá que incorporarse en caso de activación.

¿Es militar un reservista de especial disponibilidad?

En la situación de RED no se tiene la condición militar. Sin embargo, cuando el personal se activa para prestar servicio y se incorpora a las Fuerzas Armadas, entonces se recupera esa condición. También se mantiene el empleo, la antigüedad y la especialidad que se tenía cuando finalizó el compromiso de larga duración.

No obstante, y si el Cabo Martínez está interesado, puede mantener una especial relación con las Fuerzas Armadas mediante su adscripción a la Unidad que se elija del Ministerio de Defensa. De este modo se puede asistir a actos y ceremonias militares en los que participe esa Unidad así como usar el uniforme en actos militares y sociales solemnes. Sin embargo, esta “especial relación” no se concede de oficio sino que es necesario presentar la oportuna solicitud para ello.

Además, debe solicitar la nueva Tarjeta de Identificación Militar (TIM) a través de la Subdelegación de Defensa. Dicha tarjeta no caducará mientras se mantenga la condición de RED.

Por otro lado, en el plazo de 2 meses desde que el Cabo Martínez adquiera la condición de RED tendrá que realizar la “acreditación de existencia”. Esta gestión la realizará a través de la Subdelegación de Defensa de la que dependa. Además, y mientras se encuentre en esta situación, dicha acreditación debe realizarse cada año en el mismo mes de su nacimiento. Es muy importante realizar este trámite puesto que, de no hacerlo, se podría dejar de percibir la asignación mensual.

La condición de RED se mantendrá hasta cumplir los 65 años de edad. Sin embargo, dicha condición se pierde por alguno de los siguientes motivos:

– Renuncia expresa del interesado: debe solicitarse a través de una instancia dirigida al Jefe de Estado Mayor del Ejército al que pertenece.

– Si se le declara la incapacidad total, absoluta o gran invalidez con antelación a los 65 años.

– Si se adquiere la condición de pensionista por jubilación o retiro.

¿Quieres contactar con Gema Gallego Gallego? Haz click aquí

Autor/a de la publicación

Artículos recomendados

Deja una respuesta