Indemnización por quemaduras en accidente laboral

indemnización quemaduras accidente laboral

¿Te preguntas cuándo se entiende que una quemadura es accidente laboral?, ¿cómo se calcula una indemnización por quemaduras en un accidente laboral? Todo lo relevante en este tema lo explica el despacho experto en Seguros, Arys Abogados.

¿Cuándo se entiende que una quemadura es accidente laboral?

Tal y como define la Ley General de la Seguridad social en su art 115 “un accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”.

Por tanto, cualquier quemadura que sufra el trabajador durante la ejecución de sus tareas laborales y durante su jornada laboral será considerado un accidente de trabajo y, por tanto también, médicamente tratado por la Mutua del trabajo correspondiente. 

En este sentido existe una presunción legal de que cualquier accidente sufrido por el trabajador en su entro y tiempo de  trabajo es un accidente laboral, correspondiendo a la empresa la prueba de lo contrario. 

¿Qué tipo de quemaduras de accidente laboral existen?

Cuando hablamos de quemaduras lo más habitual es pensar en aquellas lesiones producidas por la acción del fuego y que afectan a los trabajadores que habitualmente desarrollan sus tareas con aquél, como un bombero o un cocinero. 

Pero en realidad no son pocos los casos de quemaduras producidas por la manipulación de sustancias químicas, que van desde los ácidos fuertes, limpiadores, diluyentes de pintura y muchos otros. 

Esto evidencia que existen numerosas profesiones ( desde técnicos de laboratorio, hasta personal de fábricas o pintores) que presentan riesgos de quemadura y a cuyos trabajadores tendrán que facilitar las empresas los equipos de protección individual adecuado a fin de evitar que se produzcan.

Existen muchos tipos de quemaduras que son accidentes laborales y que pueden afectar a cualquier parte del cuerpo y que, tanto a la piel como a cualquier órgano, puesto que algunas derivan de la ingesta o inhalación de distintos productos y gases y pueden producir quemaduras internas. 

No existe en la legislación laboral actual un baremo específico para determinar las indemnizaciones derivadas de accidentes de trabajo. 

Arys Abogados, despacho experto en derecho del seguro.

Las mas habituales son las quemaduras que afectan a la piel. 

De forma general las quemaduras se clasifican, dependiendo de su gravedad, en: 

  • Quemaduras de primer grado: son las más leves y que afectan sólo la capa externa de la piel (epidermis)
  • Las quemaduras de segundo grado: son más profundas, de tal forma que afectan a la epidermis y a la, segunda capa de la piel, la dermis
  • Quemaduras de tercer grado: son las quemaduras que destruyen ambas capas de la piel (epidermis y dermis) y pudiendo afectar al tejido subcutáneo
  • En cuanto a las quemaduras que son de cuarto grado: son las más graves, aquellas que afecta también a los huesos, músculos y/o tendones. Como consecuencia de estas quemaduras no hay sensación en la zona afectada porque destruye las terminales nerviosas 
CONTACTO

Contactar con el despacho

¿Cuándo puedo reclamar la indemnización por quemaduras en un accidente laboral si soy trabajador?

Si un trabajador sufre una quemadura durante el desarrollo de sus tareas laborales puede reclamar una indemnización de daños y perjuicios cuando el accidente se produjo como consecuencia del incumplimiento de las medidas de prevención de riesgos laborales por parte del empresario. 

Este incumplimiento empresarial puede venir provocado por la falta de equipos de protección individuales (gafas, guantes, botas de seguridad, etc), de la falta de formación o información al trabajador (no haberle dado los cursos necesarios para manipular determinados productos nocivos, por ejemplo)…

En esos caso el trabajador podrá reclamar una indemnización por daños y perjuicios, sin perjuicio de otras reclamaciones como el llamado “recargo de prestaciones” , los posibles seguros de convenio, etc. 

¿Cómo se calcula una indemnización por quemaduras en un accidente laboral?

La cuantía de la indemnización vendrá determinada por la parte del cuerpo afectada, las consecuencias físicas de la misma e, incluso, la propia edad del trabajador. 

No existe en la legislación laboral actual un baremo específico para determinar las indemnizaciones derivadas de accidentes d trabajo. 

Por eso la jurisprudencia viene aceptando la aplicación del baremo de tráfico con un incremento, normalmente en torno a un 30%, sobre las cuantías que éste establece.

Para poder calcular la indemnización será necesario en muchos casos la intervención de un perito médico que puede determinar la indemnización que corresponde al trabajador por las secuelas derivadas de sus quemaduras y aplicando el baremo de forma orientativa. 

¿Qué pasa si no me puedo reincorporar al trabajo por las quemaduras?

Cuando como consecuencia de las quemaduras producidas en un accidente laboral el trabajador no puede desarrollar su trabajo tendrá que se considerado en situación de incapacidad permanente. 

Dependiendo de las limitaciones que provocan las secuelas de las quemaduras, la incapacidad permanente podrá ser: 

  • Incapacidad permanente total: para la profesión u oficio: este tipo de incapacidad viene definida como aquella situación en la que el trabajador no puede desarrollar las tareas fundamentales propias de su trabajo habitual pero si puede realizar otro tipo de trabajos. 
    • En este tipo de incapacidades el trabajador cobrará una pensión del 55% de su base reguladora si es menor de 55 años, cobrando el 75% de la base reguladora a partir de los 55 años y siempre que lo solicite expresamente.
  • Incapacidad permanente absoluta: que es aquella situación en la que queda el trabajador como consecuencia de las quemaduras sufridas y que le impide el desarrollo de cualquier tipo de profesión, no sólo de la que venía desarrollando de forma habitual. 

La pensión por incapacidad permanente absoluta

La pensión por incapacidad permanente absoluta es del 100% de la base reguladora con independencia de la edad. 

La Gran Invalidez, que es aquella situación en la que el trabajador además de tener una incapacidad, ya sea total o absoluta, necesita la asistencia de una tercera persona para los actos más esenciales de la vida diaria, como vestirse o comer. 

En la gran invalidez las pensiones que antes hemos mencionado se ven incrementadas en un porcentaje.

Resulta importante señalar que cuando la incapacidad permanente es consecuencia de contingencias profesionales, es decir, accidente de trabajo o enfermedad profesional, no se exige que el trabajador tenga un tiempo mínimo de cotización previa. 

Es una diferencia significativa con respecto a los supuestos de incapacidad derivada de enfermedad común, en los que para poder obtener una pensión de incapacidad permanente se exige, de forma genérica, una cotización previa de 15 años a la Seguridad Social. 

¿Deseas ponerte en contacto con los abogados del Despacho Arys, expertos en Seguros? Solicitar llamada.

Quizá también te interese:

Indemnización por cicatriz en accidente laboral

Indemnización seguro de baja laboral

¿Cómo reclamar al seguro ILT?

Autor/a de la publicación
Arys Abogados

Arys Abogados

Despacho especializado certificado con datos judiciales en Derecho Del Seguro. El análisis de su trayectoria judicial le ha situado en el Ranking de los mejores despachos de Derecho del Seguro, elaborado por Emérita Legal de forma objetiva; en base a la experiencia acumulada y los resultados obtenidos en los casos analizados.

Artículos recomendados

0 0 votos
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios