Impugnación del testamento por incapacidad del testador

Impugnación del testamento por incapacidad del testador

Impugnación del testamento por incapacidad del testador: ¿Qué es? ¿Quién puede hacerlo? ¿Cuáles pueden ser las causas ? ¿Cómo se solicita la demanda? ¿Cuál es el plazo ?¿Puede el testador prohibirlo? Mónica Rodríguez García, experta en Derecho de familia, nos explica todo lo relacionado con la impugnación del testamento.

Introducción

Cuando hablamos de “incapacidad del testador”  hemos de partir de que personas según nuestro Código Civil no tienen capacidad para hacer testamento. En este sentido el artículo 663 recientemente modificado por la Ley 8/2021, de 2 de junio por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo  a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica establece que no pueden otorgar testamento ni los menores de 14 años, ni tampoco las personas que en el momento de testar “no puedan conformar o expresar su voluntad ni aun con ayuda de medios o apoyos para ello”.

Esto significa que en principio una persona discapacitada puede otorgar testamento, si a juicio del Notario autorizante  este testador puede comprender y manifestar el alcance de las disposiciones de voluntad que quiere hacer en el testamento. El artículo 665 del Código Civil afectado igualmente por esta nueva reforma nos dice que el:

“El Notario procurará que la persona otorgante desarrolle su propio proceso de toma de decisiones, apoyándole en su comprensión y razonamiento y facilitando, con los ajustes que resulten necesarios, que pueda expresar su voluntad, deseos y preferencias”

Si nos preguntamos que pasaría si se llegase a realizar un testamento por una persona  menor de 14 años o que resultare totalmente incapaz  a la vista de las previsiones de este artículo, la respuesta seria que ese testamento sería nulo y por tanto sujeto a impugnación.

¿Qué es la impugnación de testamento?

Cuando hablamos de impugnación del testamento nos estamos refiriendo a aquellos casos en que las disposiciones del testador pueden ser disconformes con las exigencias legales. No olvidemos que el testamento es un acto de disposiciones de última voluntad  de carácter formal y solemne, por lo que es necesario que cumpla con las formalidades y requisitos que a cada modalidad se le exigen. Estos requisitos legales afectan tanto a la forma del testamento como al contenido del mismo. 

La impugnación del testamento sería el remedio legal para salvaguardar las exigencias legales del testamento. Pensemos en el caso de que exista falta de capacidad del testador o la ausencia de un testigo cuando necesarios, o bien se omita a un legitimario o se perjudique la legítima con la parte de libre disposición.  En todos estos casos se podría impugnar el testamento.

¿Quién puede impugnar un testamento?

La demanda para impugnar el testamento  pueden interponerla  todos los que resulten interesados en la declaración de nulidad del testamento. Por ello podría tratarse tanto de herederos legales o legitimarios como los que pudieran resultar favorecidos en un testamento anterior del testador que hubiese quedado invalidado por el nuevo.

En cuanto a los sujetos demandados, deberán ser todas aquellas personas para las que se deriven derechos del testamento impugnado. Deberá interponerse la demanda también contra el albacea si no se hubiese extinguido su encargo. Pero no será necesario demandar al fedatario público o notario autorizante del testamento que hubiese incumplido las formalidades.

El plazo para presentar la demanda pidiendo la nulidad del testamento por incapacidad del testador es de 15 años, a contar bien desde el fallecimiento del testador o bien desde la entrega de la copia autorizada por el Notario interviniente, según el tipo de testamento de que se trate.

Mónica Rodríguez García, experta en Derecho de familia.
CONTACTO

Contacta con la abogada

¿Cuáles pueden ser las causas de la impugnación del testamento?

Como adelantamos, las causas de impugnación del testamento pueden afectar tanto a la forma  en que se otorga como a la propia declaración de voluntad testamentaria. 

A modo enunciativo podemos señalar como causas de impugnación:

  1. Falta de capacidad del otorgante o testador
  2. Incumplimiento de las formalidades establecidas por la ley (artículo 687 del Código Civil)
  3. Utilización de una forma prohibida (p.ej. testamento mancomunado artículo 669 del Código Civil)
  4. Testamento hecho por persona distinta del testador (artículo 670 del Código Civil)
  5. Testamento otorgado con violencia dolo o fraude (artículo 673 del Código Civil)
  6. Preterición de algún heredero forzoso
  7. Perjuicio o lesión a la legítima de los herederos forzosos.

Por otro lado, la impugnación del testamento puede ser total o parcial. Dado que el testamento suele contener varias disposiciones de voluntad, la impugnación parcial afectaría solo a una o varias de sus cláusulas, que resultarían nulas manteniendo su validez el resto del testamento. En nuestro derecho rige el principio de conservación del testamento en todo aquello en que pueda ser válido y eficaz, por lo que la interpretación del mismo ha de hacerse en el sentido que sea más favorable para que produzca efectos.

¿Cómo se solicita la demanda de impugnación de testamento por incapacidad del testador? 

Con la demanda de impugnación del testamento por incapacidad del testador lo que se pretende obtener es la nulidad del mismo. 

Debe hacerse judicialmente mediante la presentación de una demanda ante la jurisdicción civil, siendo competente el juzgado del domicilio del causante a fecha de su fallecimiento. La demanda civil, que se tramitará por el cauce del procedimiento ordinario, pone en marcha un proceso judicial que suele ser largo y en el que es obligatoria la asistencia letrada por lo que será conveniente contar con un profesional especializado en esta materia.

¿Cuál es el plazo de impugnación del testamento por incapacidad del testador?

El plazo para presentar la demanda pidiendo la nulidad del testamento por incapacidad del testador es de 15 años, a contar bien desde el fallecimiento del testador o bien desde la entrega de la copia autorizada por el Notario interviniente, según el tipo de testamento de que se trate.

Este plazo para el ejercicio de la acción es un plazo de prescripción, lo que supone que admite interrupción en caso de reclamación extrajudicial.

¿Puede el testador prohibir que se impugne el testamento?

Según dispone el  artículo 675 del Código Civil, el testador no puede prohibir que se impugne el testamento en los casos en que haya nulidad declarada por la ley. 

Lo que sí puede hacer el testador es poner limitaciones o condicionar la impugnación. Es común observar en los testamentos a modo de cláusula final que el testador aperciba a sus herederos forzosos con reducirles su porción hereditaria a la legítima estricta en el caso de que se dispongan a impugnar su testamento. Esta cláusula  llamada “cautela socini” permite disponer que quien impugne el testamento no reciba más que su legítima.

¿Quieres contactar con la experta en derecho de familia, Mónica Rodríguez García? Solicitar llamada.

Quizá te pueda interesar:

Renunciar a una herencia en favor de otro heredero

¿Se puede quitar la legítima a un hijo?

¿Puede un hijo reclamar la legítima?

Autor/a de la publicación
Mónica Rodríguez García

Mónica Rodríguez García

Abogada especializada en Derecho de Familia. El análisis de su trayectoria judicial le ha situado en el Ranking de los mejores abogados de Derecho de Familia elaborado por Emérita Legal de forma objetiva; en base a la experiencia acumulada y los resultados obtenidos en los casos analizados.

Artículos recomendados

0 0 votos
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios