Destaca tus fortalezas personales en tu web de abogado

tipos de abogado, emerita legal

No todos los abogados son conscientes de la importancia de saber presentarse profesionalmente en su página web. Si eres abogado y trabajas de forma particular es fundamental que tus clientes potenciales puedan acceder a tu información personal de forma fácil y rápida. 

En Emérita Legal somos conscientes de la repercusión que una buena presentación puede tener en el aumento de tu cartera de clientes, por eso te proponemos una serie de consejos que te ayudarán a alcanzar tu objetivo. 

Piensa en la situación del cliente

Cuando un cliente decide contratar los servicios de un abogado lo hace en base a dos razones: 

  • Porque entiende que profesionalmente le puede ser de utilidad
  • Porque empatiza y congenia con el profesional que atenderá su caso

Tenemos que tener en cuenta que en esta situación el cliente contrata a una persona y por ello querrá conocer de antemano al profesional que gestionará su caso.

Tu sitio web tiene que cumplir esta misión y trasladar al cliente tu historia y tus rasgos diferenciales.  

Enfatiza tus principales fortalezas

Tienes que pensar qué es lo que te hace diferente. No importa si has trabajado en grandes bufetes, las especialidades en las que te desenvuelvas o la ciudad en la que prestes tus servicios. Lo más importante es que identifiques cuál es tu principal atributo y le saques el máximo partido. 

A modo de ejemplo, te presentamos algunos de los atributos más usados por los abogados a la hora de vender sus servicios. No son cualidades independientes ya que muchas de ellas pueden darse simultáneamente.

Es importante que entiendas que únicamente son ejemplos que pueden contribuir a que identifiques tus puntos fuertes, sin embargo, tu caso concreto no tiene por qué coincidir con ninguno de ellos. 

El abogado especialista

¿Estás muy especializado en un área concreta? ¡Aprovéchalo! A diferencia de un abogado generalista, tú dispones de un conocimiento más exhaustivo en la gestión de determinados casos.

Al final tenemos que pensar que, cuando algo nos preocupa, queremos contratar los servicios que mejor se ajusten a nuestro caso y buscamos al profesional más preparado para que lo resuelva. 

Limita tus áreas de práctica a dos o tres

Es muy importante que, si te defines como abogado especialista, limites tus áreas de práctica a dos o tres. Un abogado especialista tiene mayor experiencia y conocimiento en un tipo de caso concreto por eso es incompatible que en tu web figuren muchas especialidades. Piensa que en el momento en el que el cliente explore tu página se estará forjando una idea de ti, tienes que ganarte su confianza y, en ese sentido, que todo guarde una coherencia es fundamental. 

El abogado recién titulado

Aunque pienses que no tener una trayectoria profesional de años que te avale es una debilidad, también tiene sus cosas buenas.

En tu caso, asumirás que hay un espectro de clientes a los que no podrás llegar porque sus intereses de contratación difieren de lo que tú les puedes ofrecer.

Esto no tiene por qué ser negativo, ya que te permitirá enfocarte en aquellos usuarios que sí están interesados en los servicios que ofreces. 

La falta de antigüedad, una aliada

Tu situación te aporta una serie de ventajas competitivas que te hacen diferente a los abogados con una trayectoria laboral consolidada: 

  • Eres joven: muchos usuarios entenderán que tienes una mayor destreza en el uso de las nuevas tecnologías. Aunque puedas pensar que este factor no tiene tanta trascendencia, cada vez más usuarios lo tienen en cuenta en el momento de contratar servicios jurídicos. 
  • Acabas de terminar los estudios: esto te permite ser más ágil, no necesitas actualizar conocimientos porque los tienes frescos.

El abogado experimentado

En este caso tus años de experiencia son tu principal atributo. Sin lugar a dudas, la experiencia acumulada que has ido consiguiendo a lo largo de tu trayectoria profesional es un aval para el cliente. Tu experiencia laboral facilitará la creación de vínculos de confianza con los usuarios. De ahí la importancia de que recalques los años que llevas ejerciendo y el volumen de clientes que han pasado por tus manos. 

Evidentemente el haber gestionado cientos de casos hace que conozcas cada recoveco de los procesos judiciales y los trámites que demandan las áreas de práctica que dominas. Esto te permitirá llegar a casi cualquier cliente ya que de partida contarás con más confianza que muchos de tus competidores. 

Además, si combinas las variables especialización y experiencia las posibilidades de contratación serán mayores. Ten en cuenta que contarás no solo con un conocimiento exhaustivo en una rama específica sino que además los años ejerciendo validarán tu calidad como profesional. 

El abogado que ha trabajado en grandes bufetes

Puede ser que acabes de emprender tu trayectoria profesional en solitario, y que, hasta ahora, tu bagaje profesional se hubiera concentrado en la prestación de servicios para firmas y bufetes de prestigio. Este es un buen punto de partida a la hora de desarrollar vínculos de calidad con tus clientes potenciales.

Además, el que tu experiencia profesional esté respaldada por bufetes de renombre, consolidará  tu reputación como profesional facilitando la creación de vínculos de confianza con tus clientes. 

Está demostrado que todos tenemos de media 7 segundos para generar una buena impresión, el haber trabajado para grandes firmas hará que el cliente potencial traslade gran parte de los atributos que asocia con estas firmas a tu persona. Por eso tienes que aprovechar esta experiencia y sacarle el mayor partido posible ya que será determinante para el cierre de clientes. 

Tienes que explicar por qué has decidido dar un giro en tu trayectoria profesional. Cuida el modo en que comunicas los porqués de esta decisión ya que  pueden repercutir en la imagen que tu cliente potencial tenga de ti.

El abogado coleccionista de títulos

Aunque el hecho de contar con un gran número de títulos no siempre te convierte en el mejor abogado, la formación te proporciona, al menos sobre el papel, más conocimientos.

Si a lo largo de tu carrera profesional has dedicado parte de tu tiempo a la formación, debes sacarle partido. 

Incluye en tu página web los títulos que dispones ya que respaldarán tu valía como abogado. Además en caso de que te definas como abogado especialista estos títulos contribuirán a acreditar dicha especialización. 

El abogado mediático

Igual has llevado casos que han impactado en la opinión pública y que han tenido cierta trascendencia mediática. Si esta es tu situación te recomendamos que los incluyas en tu web.

Muchos usuarios asocian el grado de exposición del abogado con la calidad de sus servicios, por lo que el visibilizar tus apariciones en medios hará que el cliente potencial tenga una imagen positiva de ti. 

En contrapartida se puede llegar a entender que el profesional que goza de cierto prestigio mediático, también cobrará honorarios elevados. Si te orientas hacia un público con un poder adquisitivo alto no tienes problema, Por el contrario, si tu perfil de cliente no es este, deberás mostrar que no te encuentras fuera de sus posibilidades y así evitar que te descarte automáticamente. 

Evita que pase esto añadiendo los presupuestos de consultas en tu perfil de Emérita Legal. Tienes hasta tres tipos de consulta: simple, compleja y muy compleja.

Encuentra tu propio enfoque 

Es muy importante que tengas en cuenta que la clasificación que proponemos únicamente pretende ejemplificar algunas de las situaciones más habituales y que no tienes por qué encasillarse en ninguna de ellas. 

Cada profesional es único y cuenta con una serie de características que lo hacen diferente, por eso te animamos a que las identifiques y trates de sacarles el mayor provecho. 

De esta manera conseguirás aumentar tu cartera de clientes al tiempo que configuras tu propia imagen de marca y te distingues de la competencia. 

¿Cómo podemos ayudarte?

En Emérita Legal sabemos lo difícil que es diferenciarse en un sector maduro como el legal. Por eso queremos acompañarte en el proceso de creación de tu marca personal, aportándote los mecanismos que mejor se adaptan a ti.

 Si no dispones del tiempo o el dinero suficientes para el desarrollo de tu sitio web, nosotros te facilitamos de forma totalmente gratuita un perfil profesional, además nos encargamos de su mantenimiento y posicionamiento. Somos especialistas en SEO y nos comprometemos a que tu perfil consiga aparecer entre los primeros resultados del buscador.

Queremos mostrar la calidad de tu trayectoria de una forma totalmente transparente, por eso elaboramos rankings a partir de los resultados que obtenemos del  Índice de Rendimiento Judicial (IRJ), un indicador  que permite evaluar de forma objetiva tu trayectoria judicial por especialidades. 

Descubre más sobre este tema aquí

Autor/a de la publicación

Artículos recomendados

0 0 voto
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios