Curatela: ¿Cómo se tramita?

Curatela: ¿Cómo se tramita?

Curatela: ¿Cómo se tramita? ¿Qué es? ¿Quién puede ser curador? ¿Qué personas están sujetas a curatela? Requisitos para solicitar la curatela. En este artículo, la abogada experta en Derecho de Familia Sara Benjelali González, explica todos los aspectos relacionados con la curatela.

Introducción

Al desaparecer la figura del tutor, la curatela es la figura principal de apoyo para las personas con discapacidad, estableciéndose la misma de forma judicial, pudiendo ser ésta representativa o de apoyo.

¿Qué es la curatela?

La curatela como he indicado anteriormente, es una medida de apoyo, de ayuda y de asistencia para personas con discapacidad, que sólo puede ser declarada por  un juez.

 Legalmente, la curatela se configura de dos formas:

1.- Asistencial: en donde el curador actúa de apoyo o ayuda.

2.- Representativa: en donde el curador asume la representación de la persona con discapacidad, en aquellos actos fijados por el juez y ésta sólo se establece si no existen otras medidas de apoyo que puedan cubrir las necesidades de la persona sometida a curatela.

Para tramitar la curatela se deberá presentar una demanda con la documentación que acredite la situación de la persona cuya curatela se pretenda, ante el Juzgado de Primera Instancia del domicilio de ésta.

Sara Benjelali González, abogada experta en Derecho de Familia.

¿Quién puede ser curador?

Puede ser curador cualquier persona, mayor de edad, que sea apta para desempeñar las funciones de curador, así como las fundaciones y otras personas jurídicas sin ánimo de lucro, sean públicas o privadas, entre cuyos fines figure la promoción de la autonomía y asistencia a las personas con discapacidad.

Puede existir un curador de la persona y un curador de los bienes de la persona sometida a curatela.

¿Qué personas están sujetas a curatela?

Están sometidas a curatela, aquellas personas que tienen limitada por alguna circunstancia su  capacidad de obrar, sea que la limitación le impida total o parcialmente su capacidad de obrar (tomar sus propias decisiones en su propio interés y beneficio).

 Por norma general, están sometidos a curatela:

  1. Los menores emancipados: que sus padres hayan fallecido o privados de la patria potestad. Es una persona capaz de tomar decisiones en sus actos personales, pero necesitan un complemento para decisiones de tipo patrimonial, para ellos se fijará una curatela de apoyo.
  2. Personas previamente incapacitadas: se revisarán sus sentencias para adecuarlas a la nueva ley y, dependiendo de si esta persona está total o parcialmente privada de su capacidad, se establecerá una curatela de apoyo o representativa, determinando la sentencia los actos para los cuales la persona sometida a curatela puede actuar con asistencia o no de su curador.
  3. Pródigos: las personas declaradas pródigas por sentencia judicial, entendiendo por pródigo a aquella persona que sufre una forma de limitación que le supone malgastar su fortuna con ligereza, suponiendo ese comportamiento un peligro para si mismo, su patrimonio, su cónyuge, descendientes o ascendientes. En estos casos, se establecerá también una curatela asistencial o representativa, según el caso.
  4. Enfermedades mentales: dependiendo de si persona con enfermedad mental puede tomar decisiones en los distintos aspectos de su vida – patrimonial, sanitario, testar, económico, etc.- y si para ello precisa el apoyo de otras personas o que la representen, se establecerá una curatela de apoyo o representativa, con las limitaciones que fije la sentencia.
CONTACTO

Contacta con la abogada

Requisitos para solicitar la curatela

Partimos de la base que toda persona mayor de edad, puede gobernar su vida y sus bienes por sí misma, así como realizar actos con trascendencia jurídica, sin necesidad de un tercero, como por ejemplo pedir un préstamos, comprar una vivienda, casarse, someterse a un tratamiento médico, etc., y a ello le llamamos capacidad de obrar plena.

Cuando una persona, no tiene esa capacidad de obrar plena, porque precisa el complemento de un tercero o que éste tercero le represente, decimos que existe una situación que precisa ser regulada judicialmente, pues la curatela implica limitar esa capacidad de obrar y sólo puede hacerse mediante sentencia.

Por tanto, los requisitos son sencillos: acreditar que esa capacidad de obrar está limitada total o parcialmente, siendo necesaria la curatela de apoyo o representativa, para proteger los bienes, integridad física y salud de esa persona, en su propio beneficio e interés.

 ¿Cómo puedo tramitar la curatela?

Se deberá presentar una demanda con la documentación que acredite la situación de la persona cuya curatela se pretenda, ante el Juzgado de Primera Instancia del domicilio de ésta. Se deberán aportar los datos de la familia más cercana, cónyuge, hijos, padres, hermanos, etc. En caso de solicitar la curatela por enfermedad mental, es imprescindible presentar los informes médicos o periciales que acrediten esa situación.

Una vez celebrado el juicio, el juez dictará sentencia fijando el tipo de curatela y las medidas concretas, nombrando al curador idóneo, según el criterio judicial.

¿Quieres contactar a la abogada experta en Derecho de familia, Sara Benjelali González? Solicitar llamada.

Más información relacionada con este tema aquí.

Quizá también te interese:

Si mi hijo trabaja media jornada le corresponde pensión alimenticia

Régimen de visitas para bebés

Tutela de un nieto: ¿cómo pedirla?

Autor/a de la publicación
Sara Benjelali González

Sara Benjelali González

Abogada especializada en Derecho de Familia. El análisis de su trayectoria judicial le ha situado en el Ranking de los mejores abogados de derecho Familia de Barcelona elaborado por Emérita Legal de forma objetiva; en base a la experiencia acumulada y los resultados obtenidos en los casos analizados.

Artículos recomendados

0 0 votos
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios