¿Quién paga los costes de un divorcio?

divorcio costes

Si te preguntas: ¿Quién paga los costes de un divorcio y cuáles son? ¿Depende de si es un divorcio es de mutuo acuerdo o contencioso? ¿Cómo puedo reducir sus costes? ¿Qué puedo hacer si mi ex se niega a pagarlos? No puedes perderte el artículo de Sara Benjelali González, la experta en Derecho de familia.

¿De qué dependen los costes de un divorcio?

Los costes de un divorcio sí son distintos según el divorcio sea de mutuo acuerdo, contencioso, notarial e incluya o no la liquidación de bienes en común. Generalmente, cada uno abona los suyos (abogado, procurador y/o perito), salvo en el supuesto de mutuo acuerdo y divorcio notarial, que suelen abonarse por mitad.

El divorcio notarial resulta bastante económico, si bien, su coste puede incrementarse dependiendo de si la escritura es más o menos extensa al incluir o no la liquidación de los bienes en común. Se abonara abogado – su coste dependerá de si éste ha redactado el convenio, altamente recomendable, o si su actuación se limita a acudir a la Notaría.

¿Cuáles son los costes que hay que pagar en un divorcio?

Es muy difícil determinar concretamente a cuánto asciende el coste total de un divorcio, en cada caso se tienen que valorar múltiples factores. Así, hay que tener en cuenta, por ejemplo:

Si fruto del matrimonio existen hijos en común, habrá que dilucidar aspectos relativos a:

  • Guarda y custodia
  • Pensión de alimentos que se deba satisfacer
  • Gastos que se deben sufragar…

Además, son también elementos importantes a tener en cuenta:

  • Cuál es el régimen económico matrimonial del matrimonio, que en términos generales, será de gananciales o de separación de bienes.
  • Si, a consecuencia del divorcio, alguno de los cónyuges ha quedado en una situación económica delicada. Si es así, se podría solicitar una pensión compensatoria, por la que una de las partes debe abonar a la otra, durante un determinado período de  tiempo, una pensión y/o prestación compensatoria hasta que consiga estabilizar su situación laboral y económica.

En este caso, conviene tener en cuenta que, es obligado actuar con abogado y procurador, quienes; en función de la complejidad del asunto, la previsión de duración del divorcio o, incluso, el patrimonio a repartir, consensuarán unos honorarios profesionales.

¿Quién paga los costes de un divorcio de mutuo acuerdo?

Cuando el divorcio es pactado por ambos cónyuges, pues han decidido poner fin a su vínculo matrimonial de forma amistosa, nos encontramos ante un divorcio de mutuo acuerdo. Este tipo de divorcio se convierte en una de las opciones más económicas, puesto que sí existe un acuerdo en el convenio regulador en relación a:

  • La guarda y custodia de los hijos
  • El uso de la vivienda en común
  • La pensión de manutención
  • El reparto de los bienes comunes

Ambos cónyuges podrán actuar con el mismo abogado y procurador por lo que los gastos ocasionados por ambos profesionales serán abonados por mitad entre ambos.

Siempre cabe acudir al recurso de la mediación familiar, en un último intento de alcanzar un acuerdo.

Sara Benjelali González, experta en Derecho de familia.

A tal efecto, la labor del abogado en un caso de este tipo será la de redactar el acuerdo en los términos pactados por la pareja. Dicho acuerdo será homologado judicialmente, previa presentación en el juzgado debidamente firmado por ambos.

Será entonces cuando el juzgado analizará el acuerdo y lo confirmará, en su caso, prestando especial atención al asunto relativo a los hijos menores de edad, si los hay. Esto es debido a que la protección del menor se presenta como un principio fundamental en el ordenamiento jurídico en general y en el derecho de familia en particular.

Finalmente, de convalidarse el acuerdo, ambos cónyuges deberán ratificar el acuerdo en el juzgado. 

¿Quién paga los costes en un divorcio contencioso?

Cuando no existe un acuerdo entre los cónyuges para dar por finalizado el matrimonio y, por tanto, todo hace indicar que existen posiciones contrapuestas a la hora de acordar los términos del divorcio, nos encontramos ante un divorcio contencioso.

En estos casos, el importe de los costes será superior al del divorcio de mutuo acuerdo ya que, en este caso, cada uno de los cónyuges deberá contratar su propio abogado y procurador.

Ambos profesionales, a la hora de cuantificar el coste del divorcio contencioso, deberán tener en cuenta la complejidad del divorcio:

  • El volumen de trabajo que pueda acarrear el mismo
  • Las características concretas de la disolución matrimonial como puede ser:
  1. Importe de la pensión alimenticia
  2. Destino final de la que era la vivienda conyugal
  3. Régimen de visitas
  4. Distribución de los gastos de los hijos…

Esta situación puede verse agravada cuando, por la propia incertidumbre que genera cualquier procedimiento judicial, independientemente de su naturaleza, no se obtenga una sentencia favorable tras la celebración del juicio. En este caso, la parte que opte por recurrir dicha resolución judicial deberá soportar los gastos correspondientes al recurso que serán nuevamente cifrados por el abogado y el procurador.

¿Cómo puedo reducir los costes de un divorcio?

La primera opción para minimizar el impacto económico en el bolsillo de cada uno de los cónyuges es la de intentar un acuerdo pactado entre ambos que se traduzca en un divorcio de mutuo acuerdo. No sólo por el hecho de que se puede compartir al mismo abogado y procurador sino que, en el futuro, si la buena sintonía se mantiene, los futuros contratiempos también podrán ser resueltos sin necesidad de desembolsar nuevos honorarios profesionales.

Contacta con la abogada

Así mismo, hay que tener en cuenta que si se acuerda una custodia compartida, ninguno de los progenitores deberá abonar la pensión de alimentos para sus hijos propiamente dicha o como comúnmente se conoce. Esto es debido a que se considera que ambos se harán cargo de los gastos de los menores por partes iguales, de acuerdo a lo previsto en el art. 145 del Código Civil .

Este establece que los gastos alimenticios se abonarán por ambos progenitores, teniendo en cuenta la capacidad económica de cada uno.

Es decir, cada uno se hará cargo de la alimentación, ropa y calzado así como el ocio de los menores, abonándose por mitad, por lo general en una cuenta común apertura a tal efecto, los gastos escolares, extraescolares y extraordinarios. Por extensión, será también igualitario el pago de los honorarios de abogado y procurador salvo que las partes alcancen un acuerdo distinto.

Siempre cabe acudir al recurso de la mediación familiar, en un último intento de alcanzar un acuerdo.

¿Qué puedo hacer si mi ex se niega a pagar los costes del divorcio?

Es altamente recomendable acudir a un profesional del derecho, esto es, un abogado, para que recomiende y oriente cual es la mejor opción en este caso.

Si es un divorcio de mutuo acuerdo y uno de los cónyuges se niega a abonar la mitad de los costes, se pueden optar por dos soluciones:

La primera, que asuma el coste uno de los cónyuges.

La segunda, que el cónyuge que no quiere abonar los costes, solicite al Colegio de Abogados de su lugar de residencia, le designen un abogado de oficio para su defensa y representación.

¿Deseas contactar con la experta en Derecho de familia? Solicitar llamada.

Quizá también te interese:

¿Qué tipos de divorcio hay?

Mi hijo ya tiene 18 años, ¿dejo de pagar la pensión alimenticia?

Diferencia entre separación y divorcio

Autor/a de la publicación

Artículos recomendados

0 0 votos
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios