Ayuda psicológica tras accidente de tráfico

Ayuda psicológica tras accidentes de tráfico

Ayuda psicológica tras accidentes de tráfico: ¿Qué es? ¿Cómo reclamarla? ¿Quién es el encargado de valorar si la necesito? ¿Cómo demostrar que la ayuda psicológica es ocasionada por el accidente de tráfico? ¿Es indemnizable la ayuda psicológica tras un accidente de tráfico? Estas son algunas de las preguntas que más se buscan en relación a esta casuística y el abogado experto en Derecho del Tráfico Vial, Sebastián Montilla Castro te da la respuesta y ofrece su asistencia.

¿Qué es la ayuda psicológica tras un accidente de tráfico?

En principio tenemos que tener en cuenta dos cuestiones. Lo que pasa cuando ocurre cualquier lesión que se produzca en un accidente, y  muchas veces tendemos a confundirlas cuando estamos hablando de un daño psicológico. 

En primer lugar está lo que es el tratamiento. Es decir, muchas veces después de un accidente se produce un daño psicológico. El más habitual, por ejemplo es el estrés postraumático que impide conciliar el sueño, la persona se despierta con sobresaltos, recordando los instantes previos o posteriores del accidente, o incluso  alguna visión, o alguna imagen ciertamente grave tuvo que ver en el mismo. 

Esto tiene un tratamiento médico o tratamiento psicológico que puede tener un fin curativo para resolver perfectamente un estrés postraumático. Sin embargo, puede quedar una secuela. Un ejemplo puede ser un perjuicio funcional como el miedo a conducir, la incapacidad para coger un coche, entre otros. 

Existen algunos cursos que están dando algunas autoescuelas, qué son recuperadores, lo cual conlleva su importe. Es por ello que se podría obtener esa ayuda siempre que yo acredite el perjuicio psicológico. Esto lógicamente lo tiene que confirmar, firmar y diagnosticar un profesional de la Salud Mental, como si fuera una lesión orgánica ya que conlleva un tratamiento que hay veces que se consigue recuperar al 100 por 100 nuestro estado original, sin embargo otras veces no es posible. 

Tipos de ayuda psicológica tras un accidente de tráfico

  1. Cursos recuperadores de autoescuelas

Este es uno que está empezando a tener cierta cierta popularidad. Hay algunas autoescuelas que se han especializado en ofrecer este tipo de cursos. De alguna manera también la víctima se siente más segura al tener un profesor que está al lado. Si yo me quedo con la manifestación del trauma del accidente, y aparece en el momento de la conducción, pues tengo al lado un profesional con el doble juego de pedales que puede resolver cualquier situación. 

  1. Estrés postraumático

Un accidente de tráfico, es un hecho que incide de manera importante en nuestra psique y que cada persona lo metaboliza o lo integra a su vida no siempre de la misma manera que las demás personas. Hay algunas personas que efectivamente supone un trastorno en su vida, sobre todo en los momentos de descanso, en el ánimo, o en el nivel de presión es que afectan psicológicamente de una manera importante.

  1. Perjuicios psicológicos de familiares, en el caso de lesiones graves fallecimientos

Estos son más complicados porque conviene ir al caso en concreto, pero en principio en algún caso también se han contemplado.

Terapias alternativas: musicoterapia o hipoterapia

Cada vez es más complicado. Tienes que acreditar ya depende un poco de la discreción judicial que impera en nuestro sistema judicial. Ocurre también con otro tipo de terapias como las psíquicas, que no están aprobadas o que no son habituales en los servicios públicos de salud y no pueden ser aceptadas por las compañías y nos obligan a discutir en juicio la eficacia de ellas. Por ejemplo, aunque no se aplique con el tema de los daños psíquicos, está ocurriendo últimamente con la ozonoterapia.

Lo cierto es que muchas clínicas de traumatología están ofreciendo algunas terapias a los pacientes y con mucho éxito y por eso se están reclamando.

CONTACTO

Contacta con el abogado

¿Cómo reclamar ayuda psicológica tras un accidente de tráfico?

Aquí hay que tener en cuenta que el sistema sería el mismo cuando estamos hablando de un perjuicio que menoscaba la salud de la víctima ya que siempre se necesita un diagnóstico médico.

En el caso de los temas psicológicos, ese diagnóstico o esos informes médicos tienen que ser mucho más profundos que en otras cuestiones, como por ejemplo un traumatismo. Es decir, en una fractura del húmero hay una prueba diagnóstica que lo dice, y poco más tiene que decir el médico. Sin embargo, sí tenemos una afectación psicológica como una depresión importante, conviene la documentación médica mucho más extensa.

¿Quién valora si necesito ayuda psicológica tras un accidente de tráfico?

El profesional de la Salud Mental, psiquiatra o psicólogo. La aseguradora pocas veces proporciona sus propios servicios médicos. Aunque puede derivar a un centro acogido al convenio de un spa en los que rara vez se presta el servicio, salvo que sean trastorno depresivo mayor o algunas lesiones importantes a nivel psicológico. 

Normalmente es el propio lesionado, quién se tiene que buscar la vida. Además, si está en un despacho especializado en accidente de tráfico, se dirige a los centros donde prestan este tipo de terapias en temas similares y que están especializados en este tipo de tratamientos.

¿Cómo demostrar que la ayuda psicológica es ocasionada por el accidente de tráfico?

El informe médico debe ser mucho más extenso, porque aquí tiene que haber una relación de causalidad en los temas que no se puede acreditar de manera objetiva esa lesión en esfuerzo probatorio. Es decir, para acreditar esa causalidad debe ser mucho mayor.

Se debe compatibilizar un informe psiquiátrico con un informe psicológico, porque normalmente los informes que hacen los psicólogos dan más detalles sobre cómo se siente el paciente, cómo le ha afectado el accidente y  qué problemas está teniendo. Mientras más y mejor esté detallado, más posibilidades de éxito tendremos para obtener la acreditación por este concepto.

¿Es indemnizable la ayuda psicológica tras un accidente de tráfico?

Sí se acredita que era necesaria, por supuesto es indemnizable todo el tratamiento y el gasto del tratamiento. Si tras el tratamiento resta secuela, es decir, se va a continuar desgraciadamente ese estrés postraumático, o cualquier afectación psicológica, se entraría en el capítulo de secuelas.

Este capítulo, en función de la gravedad o de la lesión de la patología, se atribuye unos puntos como si fuera otro tipo de lesión anatómica y se traducen en la cantidad económica en función de la edad del lesionado.

¿Quieres contactar con el abogado, especialista en Derecho del Tráfico Vial, Sebastián Montilla Castro? Solicitar llamada.

Quizá también te interese:

Indemnización a familiar del lesionado en accidente de tráfico

Adecuación de vivienda y coche por accidente de tráfico

Reclamar indemnización por traumatismo torácico en accidente de tráfico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *