pirateria, abogado, propiedad intelectual

Se conoce como piratería el reproducir, copiar o distribuir, ganando dinero con ello, creaciones de las que no tenemos licencia. Los autores y creadores sufren un importante perjuicio por esta apropiación, motivo por el que la piratería está penada y perseguida en España. Gerardo de Lucas Abril, abogado especialista en Derecho de la propiedad industrial, reflexiona sobre ello hoy en nuestro blog.

Introducción

Como tuve oportunidad de exponer en una conferencia reciente en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, el auge de la piratería en el ámbito cultural puede abocar a la extinción del sector tal y como lo conocemos actualmente.

La necesaria reflexión de los consumidores

Si no concienciamos a los consumidores en el respecto a los derechos de propiedad intelectual, vamos avocados al colapso. Esta educación en el respecto a los derechos ajenos debe empezar desde la escuela con el objetivo de desterrar la creencia popular conforme a la cual, la cultura es gratis y se pueden descargar contenidos gratuitamente sin que ello tenga graves consecuencias.

Igual que pagamos cuando compramos en el supermercado ¿por qué no vamos a pagar por leer un libro, escuchar una canción o ver una película?. Detrás de toda creación cultural hay un autor que ha dedicado tiempo y esfuerzo, y que pretende lícitamente ganarse la vida con ello, como cualquier otra persona.

Igual que pagamos cuando compramos en el supermercado ¿por qué no vamos a pagar por leer un libro, escuchar una canción o ver una película?.

Gerardo De Lucas Abril, abogado especialista en Derecho De La Propiedad Industrial

Consecuencias de la piratería para los creadores

Piratear es robar, y desgraciadamente en tiempos convulsos como los actuales proliferan los piratas que por todos los medios ofertan la posibilidad de descargarse los contenidos culturales de forma ilícita. Debemos apelar a la responsabilidad personal, para poder seguir leyendo, escuchando música o viendo películas, porque tras cada pirata hay alguien que se está lucrando ilícitamente con el esfuerzo ajeno.

El modelo digital en el ámbito musical y discográfico es injusto para los artistas, pues la retribución que reciben es claramente insuficiente., si además le añadimos la piratería concluiremos, que músicos e interpretes no podrán sobrevivir dedicándose en exclusiva a la música. Esta situación es extensible a los escritores, por poner otro ejemplo.

Posibles soluciones contra la piratería

La solución pasa por crear modelos de negocio más justo, mejorar las condiciones económicas en los ya existentes, y por el respeto a los derechos de propiedad intelectual. La vía iniciada por Netflix y otras plataformas de streaming, es un buen ejemplo de como ofrecer contenidos de calidad, a un precio razonable y de esta forma disminuir considerablemente el fenómeno de la piratería.

Sin cultura y arte nuestra vida será mucho más pobre, y menos entretenida, por tanto, volviendo a mi propuesta inicial, concienciémonos todos en el respecto a los derechos de propiedad intelectual y pongamos en marcha campañas educativas para dar a conocer un sector, que muchas veces es percibido como glamuroso, mientras la realidad del mismo dista de ser así.

¿Quieres contactar con Gerardo De Lucas Abril? Haz click aquí

Autor/a de la publicación

Artículos recomendados

Deja una respuesta