¿Cómo puedo reclamar mi tarjeta revolving de CaixaBank?

Tarjeta revolving de CaixaBank

Tarjeta revolving de CaixaBank: ¿quién puede reclamar la tarjeta revolving de CaixaBank?, ¿en qué plazo puedo reclamar la tarjeta revolving de CaixaBank?, ¿recuperaré todo mi dinero tras reclamar la tarjeta revolving de CaixaBank? Todas las dudas relacionadas a este tema las resuelve hoy en nuestro blog Íñigo Serrano Blanco, abogado experto en Derecho del consumo.

Introducción

Las tarjetas revolving han sido objeto de análisis en numerosas sentencias del Tribunal Supremo. La conclusión que obtiene dicho Tribunal es que resulta de aplicación a estas tarjetas la Ley de Represión de la Usura de 1908, por aplicar sobre ellas unos intereses abusivos.

Esta ley considera que son nulos los préstamos que tengan intereses muy por encima del interés normal del dinero. Y también en los que se detecte falta de información o de transparencia hacia el cliente.

En concreto, es una sentencia del 4 de marzo de 2020, del propio Tribunal Supremo, la que sienta jurisprudencia y establece que aquellas tarjetas que apliquen intereses superiores al 20 % serán consideradas usurarias.

Como consecuencia, los bancos y entidades de crédito en general están intentando evitar la correspondiente avalancha de reclamaciones. En el caso concreto de las tarjetas revolving de CaixaBank, también han sido objeto de sentencias judiciales condenatorias, por lo que este banco ya ha reaccionado para defenderse de ese posible aluvión.

¿Qué son las tarjetas revolving CaixaBank?

Las tarjetas revolving de CaixaBank, como las del resto de entidades que las comercializan, son en realidad tarjetas de crédito. Con ellas podemos aplazar los pagos por las compras que realizamos.

Sin embargo, hay una diferencia esencial con respecto a las tarjetas de crédito tradicionales. En lugar de pagar al finalizar el mes, con las tarjetas revolving se pagan las compras a plazos mediante unas cuotas fijas. A ese aplazamiento se aplican unos intereses que suelen ser muy elevados, tanto que son considerados intereses abusivos.

Como las cuotas son fijas, cuanto mayor es el gasto con la tarjeta revolving más meses se estará pagando y más intereses se acumulan. Además, conforme se amortiza la deuda en cada vencimiento mensual, vuelve ese importe a estar disponible (de ahí su nombre, ‘revolving’) y el titular de la tarjeta puede gastarlo de nuevo.

Todo esto nos lleva a la conclusión de que las tarjetas revolving son un instrumento peligroso para los consumidores. Generan una deuda que acaba convirtiéndose en una especie de bola de nieve muy difícil de digerir.

Si en el contrato de la tarjeta revolving se añadió un seguro de protección de pagos, no tiene sentido aplicar esos intereses tan altos a un préstamo cubierto por un seguro de impago. Así que su importe también se recuperaría.

Íñigo Serrano Blanco, abogado experto en Derecho del consumo.
CONTACTO

Contacta con el abogado

¿Quién puede reclamar la tarjeta revolving de CaixaBank?

Como la sentencia comentada establece jurisprudencia sobre el tema, desde ese instante todos los jueces y tribunales deben seguir ese mismo criterio. De modo que todos los clientes que tengan contratada una tarjeta de tipo revolving con CaixaBank y que hayan pagado intereses superiores al 20 % pueden considerarse afectados por esta mala praxis del banco.

Es más, todos ellos tienen derecho a reclamar las cantidades que hayan abonado de más por los intereses abusivos hasta la fecha en que se anule la tarjeta revolving.

¿En qué plazo puedo reclamar la tarjeta revolving de CaixaBank?

Hoy en día, en la normativa vigente no hay un plazo concreto dentro del cual haya que reclamar la tarjeta revolving.

Por un lado, destaca el hecho que las tarjetas de crédito que se consideren usurarias, como no pueden subsanar este defecto, hacen que la demanda de nulidad contra ellas no tenga plazo de vencimiento.

Pero, por otro lado, podría existir la duda de si a la devolución de las cantidades indebidamente cobradas se le puede aplicar o no el plazo de 15 años que establece el Código Civil.

De todas formas, lo conveniente es reclamar la tarjeta revolving cuanto antes. Porque, además, es un procedimiento bastante lento.

Pasos para reclamar la tarjeta revolving de CaixaBank

Para empezar, ya sabemos por las sentencias judiciales que los intereses que CaixaBank cobra por sus tarjetas revolving son usurarios. Por eso, te asiste todo el derecho a reclamar y recuperar el dinero que has pagado de más.

Los pasos a seguir por cualquier cliente que quiera reclamar a CaixaBank por sus tarjetas revolving son estos:

  1. Reunir toda la documentación que pueda servir de prueba: como el contrato suscrito con la entidad y los extractos de los vencimientos de la tarjeta, donde se vean los movimientos de cargo y el abono en la misma.
  2. Contactar con un abogado especialista: con su asesoramiento legal, podremos obtener los mejores resultados y hacer más fácil todo el proceso. Tendremos que calcular el importe pagado de más para reclamarlo, con la ayuda del profesional experto.
  3. Dirigirse a CaixaBank y solicitar la nulidad del contrato con sus consecuencias: si el banco acepta, el proceso finalizaría. Pero lo habitual es que no responda o la respuesta sea la denegación de la reclamación.
  4. Presentar la reclamación judicial: de la mano de tu abogado, puedes elegir entre sumarte a una demanda colectiva o hacerlo de forma individual.

¿Recuperaré todo mi dinero tras reclamar la tarjeta revolving de CaixaBank?

La respuesta es sí. Todos los clientes de la tarjeta revolving de CaixaBank que tengan ese tipo de interés desproporcionado tienen derecho a recuperar lo pagado de más. Y lo harán.

Cuando el juez declara nulo el contrato de la tarjeta, el cliente solo tiene que devolver el importe pendiente de lo prestado a través de la tarjeta, sin pagar más intereses.

Además, recibirá de vuelta todos los intereses pagados desde la primera cuota, que por comodidad se aplican primero a cancelar la deuda que quede. El resto, si sobra, se devuelve al cliente de la tarjeta anulada.

Este criterio se aplica también a las tarjetas canceladas con anterioridad y a las comisiones que CaixaBank haya cobrado por retrasos en el vencimiento mensual.

¿Qué documentación necesito para reclamar la tarjeta revolving de CaixaBank?

Es esencial aportar el contrato de crédito firmado con CaixaBank y algún recibo de los cargos mensuales, para acreditar el tipo de interés que se te ha estado cobrando. También hay que aportar los cuadros de amortización de la tarjeta revolving.

En caso de no encontrar el contrato o el cuadro de amortización, se solicitarán al banco, que está obligado a entregar una copia de ambos documentos.

Se aportará también una copia del DNI y la autorización al abogado para que actúe en nuestro nombre frente al banco.

Es habitual que, al solicitar esa documentación, el banco proponga un acuerdo y la renuncia a las acciones judiciales. Pero, como veremos más adelante, lo mejor es no firmar el acuerdo y consultar con un despacho especializado en la materia.

¿Cuánto puede tardar CaixaBank en devolverme el dinero tras reclamar por mi tarjeta revolving?

Ya sabemos que antes de recurrir a la vía judicial, hay que reclamar al banco las cantidades pagadas de más y la nulidad del contrato.

En este caso, CaixaBank tiene un plazo máximo de dos meses para responder.

Si no responde o rechaza la propuesta, entonces se interpone una demanda ante el juzgado que corresponda. En esta fase, los plazos pueden alargarse hasta los 18 meses.

¿Debo valorar la rebaja de intereses que me ofrece CaixaBank antes de reclamar mi tarjeta revolving?

Tras la sentencia del Tribunal Supremo, CaixaBank ha decidido ofertar una rebaja del 26 % al 19,9 % en el tipo de interés.

Al situarse por debajo del 20 %, elude el riesgo de usura. Lo que pretende evitar que sus clientes acudan a los tribunales para reclamar la tarjeta revolving.

Como, en general, la gente prefiere no entrar en peleas judiciales, puede resultarles atractiva esta rebaja. Sin embargo, al acogerse a este acuerdo el cliente pierde una parte de sus derechos y renuncia expresamente a reclamarlos en el futuro. Al cliente solo se le devuelve la diferencia entre el 26 % y el 19,9 %, y no todos los intereses, que sería lo justo.

Lo cierto es que esta estrategia beneficia tan solo a la entidad financiera y el cliente renuncia a reclamar importantes cantidades cuando las posibilidades de éxito en los juzgados son muy elevadas.

¿Por qué hay usura en los intereses que se aplican a mi tarjeta revolving de CaixaBank?

Inicialmente, el Tribunal Supremo estableció en su sentencia de noviembre de 2015 que para que un tipo de interés se considere usurario ha de suceder que sea muy superior al normal del dinero y claramente desproporcionado para el caso.

Después, el Tribunal Supremo ha fijado que un interés es usurario cuando sea más del doble del tipo de interés medio de los créditos al consumo en esas fechas. Y desde su sentencia de marzo de 2020, todas las tarjetas que superen el 20 % se consideran usurarias. Por eso, la tarjeta revolving de CaixaBank lo es.

¿Puedo reclamar el seguro asociado a mi tarjeta revolving de CaixaBank?

El criterio general es que se recuperan todas las cantidades que se hayan pagado por encima del importe del principal del préstamo obtenido con el uso de la tarjeta. Esto afecta a los intereses, las comisiones y las primas del seguro de protección de pagos que se hayan satisfecho.

Si en el contrato de la tarjeta revolving se añadió un seguro de protección de pagos, no tiene sentido aplicar esos intereses tan altos a un préstamo cubierto por un seguro de impago. Así que su importe también se recuperaría.

¿Quieres contactar con el experto Íñigo Serrano Blanco? Solicitar llamada.

Descubre todos los artículos del autor. Haz click

Quizá te pueda interesar:

¿Cómo reclamar la tarjeta revolving del Carrefour?

Pedido online: ¿qué puedo hacer si no llega a tiempo?

Autor/a de la publicación

Artículos recomendados

0 0 votos
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios