borrar deuda ficheros morosos, quitar deuda asnef

¿Tienes una deuda y estás en un fichero de morosos? ¿No estás de acuerdo con que debes esa cantidad a la empresa y aún así te la reclaman los cobradores de morosos? Solvy, despacho de abogados especializado y certificado con datos judiciales en Derecho Concursal y Segunda Oportunidad, te da las claves para quitar tu deuda de Asnef, Badexcug, Experian y CIRBE, los ficheros de morosos más conocidos, para que tengas un nuevo amanecer sin deudas.

Si no sabes cómo ayudar a una persona a salir de las deudas, quizá te interese este artículo.

¿Puedo quitar mi deuda del Asnef?

La respuesta depende del motivo que te haya llevado al fichero de morosidad.

  • Si has entrado «por error», puedes salir haciendo una reclamación sencilla a ASNEF, o quizás tengas que ir a juicio.
  • Si efectivamente se demuestra que no tenían que haberte incluido en el fichero, tendrán que pagarte una indemnización. Estas inclusiones suelen tener su origen en discusiones con empresas de telefonía, electricidad, etc. 

También puede tratarse de una tarjeta de crédito, siendo la inclusión discutible. Por ejemplo, si esa tarjeta tiene un interés muy elevado. En esos casos, se puede demandar a la financiera para que todo lo que se haya pagado hasta ese momento se destine a pagar la deuda sin intereses. Puede incluso darse la situación de que la financiera tenga que devolver dinero. Con ello, estaría solucionado. Saldrías de ASNEF y la deuda desaparecería.

Se puede demandar a la financiera para que todo lo que se haya pagado hasta ese momento se destine a pagar la deuda sin intereses. Puede incluso darse la situación de que la financiera tenga que devolver dinero. Con ello, estaría solucionado. Saldrías de ASNEF y la deuda desaparecería.

Solvy, despacho especializado y certificado con datos judiciales en Derecho Concursal

Descubre si puedes liberarte de tu deuda

Otra opción es que te encuentres en ASNEF porque no puedes hacer frente a una o varias deudas. Quizás se debe a que hayas perdido tu trabajo y durante un tiempo te hayas quedado sin ingresos, o se trate de un aval a una tercera persona. Puede ser que se trate de uno o varios préstamos que pensabas que podrías pagar y que finalmente no has podido por imprevistos que te llevaron a tener más gastos que ingresos durante una temporada. En cualquier caso, salir de ASNEF pasa por poner solución a tu situación económica. Y solo hay una solución: acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad puede ayudarte de dos formas. Puedes reestructurar tus deudas o, si esta primera opción fracasa, puedes librarte de ellas.

La fase de reestructuración se lleva a cabo en el seno de lo que se denomina la mediación concursal. En esta fase se nombra a una persona que actuará como mediador concursal. Su función es ser un intermediario entre los acreedores (bancos, financieras, proveedores, etc.) y el deudor. Para ello, convocará a una reunión a los acreedores y les trasladará una propuesta de Acuerdo Extrajudicial de Pagos. En ella, se pueden recoger un sinfín de medidas para alcanzar un acuerdo con los acreedores. Por ejemplo, se puede solicitar que nos alarguen el plazo de pago hasta en diez años.

En créditos rápidos o personales a corto plazo, suele ser una muy buena medida. Pero es que, además, en cualquier caso, no podrá aplicarse interés alguno. Es decir, alargamos el plazo a diez años SIN INTERESES. También pueden ofrecerse quitas, lo que significa pagar menos de lo que debías.

En el caso de que seas una persona autónoma, puedes utilizar también otras herramientas de refinanciación. En cualquier caso, el objetivo es claro: transformar la deuda original en otra de características diferentes que, en definitiva, sí puedas pagar.

Caso práctico de mediación concursal

Vamos con un ejemplo práctico. Imaginemos que tenemos financiaciones por valor de 50.000 euros. Los préstamos están todos a menos de cinco años, por lo que estamos pagando más de 1.000 euros en cuotas. Realmente en los últimos meses hemos tenido que pedir préstamos para pagar cuotas porque nuestro sueldo de 1.500 euros no nos alcanza. La cosa cada mes va a peor y no tiene visos de mejora. Así que acudimos al procedimiento de mediación concursal para intentar alcanzar un Acuerdo Extrajudicial de Pagos. 

Si ofrecemos el pago en diez años sin intereses, la cuantía de las cuotas mensuales descendería hasta 416,67€. La reducción ya es muy significativa. Pero, teniendo en cuenta las circunstancias, consideramos que no va a ser posible cumplir, pues cualquier imprevisto nos llevará al impago. Así, consideramos la opción de aplicar una quita del 25% sobre la deuda. Con esta quita y espera, la cuota mensual se quedará en 312,50 euros. 

Sin duda, no existe nada tan potente para refinanciar deudas. Puedes refinanciar tus deudas, incluso aunque estés en ASNEF.

¿Pueden paralizarse los embargos?

Sí, los embargos se paralizarán siempre y cuando el mediador concursal acepte el cargo. Si lo hace, se realizará una comunicación al juzgado. El juzgado emitirá un decreto y, si tus abogados son especialistas en la materia, paralizarán los embargos

El plazo por el que se paralizan es de dos meses. Si eres autónomo o empresario, se paralizarán durante tres meses

¿Pero qué pasa si fracasamos en este intento de reestructurar nuestras deudas?

Pues básicamente lo que ocurre es que, si seguimos sin poder hacer frente a nuestras deudas (porque por desgracia no nos ha tocado el Euromillón, ni hemos recibido la herencia de un tío-abuelo que ni conocíamos y vivía en América), tendremos que pasar a la siguiente fase: el concurso de acreedores.

El concurso de acreedores

En el concurso de acreedores lo que se hace es liquidar —vender— los bienes del deudor. Si quieres saber qué pasará con tu vivienda habitual, haz click aquí.

Tras pasar esta fase, con la finalización del concurso, si el deudor es de buena fe, se accede a lo que se denomina técnicamente como Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho. Es decir, se solicita el perdón, es decir, el quitar tu deuda. Una vez conseguido este beneficio, se podrá tramitar la salida de los ficheros de morosidad (ASNEF, BADEXCUG, EXPERIAN), así como la cancelación de los datos en la Central de Información de Banco de España (CIRBE). Si hubiera algún juicio iniciado para reclamar las deudas, también se le pondrá fin.

En definitiva, volverás a empezar una nueva vida dejando atrás las deudas. Y, sí, es una segunda oportunidad en toda regla. Podrás comenzar de nuevo. 

Quizás pienses que no es cierto que la Ley de Segunda Oportunidad sea la única solución, que tú puedes solucionarlo si alguien más te da otro préstamo que te ayude a pasar este bache. Pero es necesario tener en cuenta que ese préstamo, lejos de ser una solución, no hace más que agravar el problema. Te permitirá pagar las cuotas del resto de préstamos, pero al mes siguiente o a los dos meses, ese dinero se habrá esfumado y tendrás que hacer frente a todas las cuotas que tenías antes, más la nueva. Este sistema conlleva que, antes o después, tus cuotas te ahoguen y caigas en la más absoluta ruina. 

Si aun no has oído hablar de la Ley de Segunda Oportunidad, te sorprenderá saber que gracias a ella te pueden quitar tu deuda. Sí, te perdona las deudas.

¿Te sorprende? Pues si quieres te explicamos en detalle cómo funciona y qué requisitos hay que cumplir para beneficiarse de ella, haciendo click aquí.

Contacta con Solvy haciendo click aquí

Autor/a de la publicación

Artículos recomendados

5 1 voto
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifica de
guest
2 Comentarios
Más antiguo
Más nuevo Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios