¿Cómo legalizar mi pozo?

Legalizar pozo

Legalizar mi pozo. El abogado experto en Derecho Urbanístico, Fernando Ortega Cano, nos responde a las siguientes preguntas relacionadas con la legalización de un pozo: requisitos, trámites. ¿Quién se encarga y cómo puedo hacerlo? ¿Qué pasa si no lo hago?

Introducción:

Los pasos para legalizar un pozo pueden variar dependiendo de los requisitos establecidos en los distintos ayuntamientos y provincias, pero todos se basan en la Ley de Aguas y las modificaciones del Real Decreto Legislativo 1/2001, que en su artículo 54 señala en qué condiciones se pueden usar las aguas pluviales y subterráneas.

Tanto si vas a legalizar un pozo antiguo, un pozo ya hecho, como si estás pensando hacer uno, es conveniente acercarse al ayuntamiento y al Organismo de Cuencas (o Agencia del Agua) de la comunidad autónoma, e informarse de cuáles son los pasos que debes cumplir.

Lo siguiente sería buscar el asesoramiento, en especial si vas a hacer un nuevo pozo, de una empresa reconocida en la perforación y captación de aguas. Estas empresas pueden asesorarte en los trámites a realizar.

En el ayuntamiento y en la dependencia de aguas de la comunidad autónoma deberás informarte sobre dos aspectos: cuáles serían los trabajos y estudios técnicos para la construcción del pozo, y cuáles serían los requisitos para legalizar el mismo.

Requisitos para la legalización de pozos

Los requisitos para legalizar un pozo son al menos 6:

Saber si está en zona protegida

Si el terreno se encuentra en zona protegida habrá restricciones y limitaciones de uso para pozos subterráneos. Es probable que no se permita su uso para riego, pero sí para autoabastecimiento.

Saber a qué distancia se encuentran otros pozos subterráneos en la zona

El nuevo pozo debe guardar una distancia mínima de los pozos vecinos, que de acuerdo con la calificación del terreno, y el plan hidráulico de la cuenca, puede ser de 10, 20 o más de 100 metros. Si no cumple con estas distancias no se podrá legalizar.

Saber el grado de permeabilidad del suelo

Si el suelo tiene un alto grado de permeabilidad es poco probable que puedas legalizar un pozo ya hecho o por perforar.

Saber a qué distancia se encuentra la masa de agua superficial más cercana

Incluso tratándose de un pozo antiguo, si este se encuentra a menos de 100 metros de cualquier agua superficial, va a ser improbable que se pueda legalizar.

Saber en qué condiciones se encuentra la masa subterránea

Si la masa subterránea está muy afectada por la utilización de pozos subterráneos vecinos, va a ser difícil que se pueda legalizar un nuevo pozo.

No legalizar el pozo puede causar varios problemas. Por ejemplo: un vecino puede hacer un pozo legalmente sin respetar las distancias y afectando la capacidad del nuestro, sin que se pueda hacer nada por evitarlo, dado que mi pozo no existe legalmente.

Fernando Ortega Cano, abogado experto en Derecho Urbanístico.

Trámites y legalización

Es fundamental que cumplas con todos los trámites y entregues todos los documentos solicitados por el ayuntamiento y la autoridad regional de agua, para poder legalizar tu pozo.

Trámites a seguir para la legalización de mi pozo

Los trámites varían de acuerdo con el uso que pienses dar al pozo, y al volumen de agua anual que pienses extraer. Pero en general los trámites son los siguientes:

En la confederación hidrográfica correspondiente:

Solicitar un informe favorable de la confederación hidrográfica correspondiente. La confederación otorga el permiso luego de evaluar los requisitos mencionados anteriormente (tipo de zona, permeabilidad de los suelos, distancias de otros pozos, etc).

Y dará la autorización dependiendo del volumen de agua que se vaya a consumir.

Si el pozo es solo para autoabastecimiento únicamente hace falta registrarlo en la confederación hidrográfica, pero si se trata de un pozo para riego o para un proyecto turístico que implique un mayor consumo, se debe presentar un Proyecto de Concesión de Aguas.

En la Dirección General de Industria, Energía y Minas:

El siguiente paso es ante la Dirección General de Industria, Energía y Minas, quienes son los encargados de aprobar o rechazar la perforación del pozo.

Se debe presentar un proyecto técnico firmado por un ingeniero de minas colegiado. Este proyecto debe ir acompañado por mapas con la ubicación exacta de la obra, la referencia catastral del polígono, la parcela y el estudio básico de seguridad.

También hay que llenar una solicitud para legalizar el pozo ante esta Dirección.

En el ayuntamiento:

Contando ya con la aprobación de los otros dos organismos, se acude al ayuntamiento para solicitar la licencia de obra para poder perforar el pozo.

CONTACTO

Contacta con el abogado

¿Quién se encarga de la legalización de pozos?

Legalizar un pozo conlleva realizar los trámites en los tres organismos antes mencionados: la confederación hidrográfica, la Dirección General de Industria, Energía y Minas, y el ayuntamiento donde se encuentre la parcela en la que se va a perforar el pozo.

¿Cómo puedo legalizar mi pozo?

Si se trata de un pozo ya hecho, es decir, de un pozo antiguo, el proceso para legalizar es completamente distinto.

Vamos a definir como pozo antiguo aquel que se construyó antes de 1986, antes de entrar en vigor la Ley de Aguas de 1985. A partir de 1986 se hizo obligatorio contar con la autorización de la confederación hidrográfica correspondiente.

Aunque esta ley está por cumplir 40 años, muchos pozos aún no se encuentran registrados y permanecen fuera de los distintos registros de las confederaciones.

Si tienes un pozo antiguo y no quieres ser objeto de sanciones y otras molestias debes buscar asistencia legal para que este sea legalmente reconocido.

La manera de conseguir que tu pozo antiguo sea reconocido legalmente es presentarse en un tribunal civil y demandar a la confederación hidrográfica correspondiente, para que a través del juez o del tribunal la legalidad del pozo sea reconocida.

Con este procedimiento se estará buscando una sentencia judicial firme que otorgue reconocimiento a la propiedad privada del pozo antiguo y a su legítimo aprovechamiento.

¿Qué pasa si no legalizo mi pozo?

No legalizar el pozo puede causar varios problemas. Por ejemplo: un vecino puede hacer un pozo legalmente sin respetar las distancias y afectando la capacidad del nuestro, sin que se pueda hacer nada por evitarlo, dado que mi pozo no existe legalmente.

También puedo ser sancionado económicamente por aprovechar aguas subterráneas sin los debidos permisos y estudios. Las multas oscilan entre los 10.000 y los 50.000 euros, e incluso podría verme obligado a pagar más, si se determina que hubo un daño ambiental grave.

¿Quieres contactar con el abogado experto en Derecho Urbanístico Fernando Ortega Cano? Solicitar llamada.

Quizá también te interese:

¿Cómo legalizar una mobil-home?

¿Cómo puedo legalizar placas solares?

El Ayuntamiento me acusa de realizar una obra sin licencia, ¿Cómo demuestro que ya prescribió?

Autor/a de la publicación
Fernando Ortega Cano

Fernando Ortega Cano

Abogado especializado en Derecho Urbanístico. El análisis de su trayectoria judicial le ha situado en el Ranking de los mejores abogados de derecho urbanístico elaborado por Emérita Legal de forma objetiva; en base a la experiencia acumulada y los resultados obtenidos en los casos analizados.

Artículos recomendados

0 0 votos
Puntuación artículo
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios